Cómo evitar contribuir al congestionamiento vehicular

Опубликовал Admin
Si vives en un área urbana, el tránsito vehicular puede ser un dolor de cabeza diario. Es tan malo, que ni siquiera existe la suficiente capacidad vial para el creciente número de vehículos que lo integran; además los conductores rudos y agresivos empeoran esta terrible situación. A continuación aprenderás a evitar ser parte del problema y empezar a ser parte de la solución.

Pasos

  1. Usa el transporte público. La mejor forma de evitar contribuir al congestionamiento vehicular es usando el transporte público. Cuando viajes por la ciudad, usa el autobús o el tren metropolitano en lugar de usar tu vehículo. Usar el transporte público puede ser más rápido, más barato y más relajante. También ayuda a minimizar el daño ambiental causado por el excesivo uso vehicular.
  2. Prueba el transporte físico. El desplazamiento físico (caminar, trotar, patinar, andar en bicicleta, etc.) es otra forma genial de evitar contribuir al congestionamiento vehicular. El desplazamiento físico minimiza el tránsito vehicular en las carreteras y es el medio más rentable de transportarte en distancias cortas. También es una manera fácil de mejorar tu salud, reducir los gastos de gasolina y ayudar al medio ambiente.
    • Si conduces en las calles, no obstruyas o confundas innecesariamente el tránsito vehicular. Mantente en el lado lento de la carretera, siempre y cuando sea seguro y práctico. Señala tus virajes.
  3. Combina el desplazamiento físico con el transporte público. Si usas el desplazamiento físico o el transporte público y aún así no logras llegar a tu destino, combina ambos para que puedas avanzar más y así llegar a la estación de autobús más cercana a tu destino. Muchos sistemas de transporte público están diseñados, pensando en los ciclistas, con portabicicletas en la parte frontal de los autobuses, aparcamiento bajo llave para bicicletas en las principales estaciones o incluso vagones diseñados para guardar bicicletas durante el viaje. Averigua las opciones que hay en tu área, para combinar el desplazamiento físico y el transporte público.
  4. Pon atención. Suena obvio, pero la mayoría de conductores están metidos en su propio mundo y no ponen atención a lo que está sucediendo a su alrededor, incluso ni al vehículo que está frente a ellos. Comienza a hacer un esfuerzo activo para estar alerta y echa un vistazo a tu alrededor hasta donde alcances a ver. Tu visión periférica se encargará de lo que no está en frente de ti. Mantente atento a la desaceleración por causa de peligros en el camino, por accidentes o por otro tipo de problemas en la carretera. Anticípate a las desaceleraciones, retrocesos o compresiones aunque estés conduciendo un vehículo automático. No frenes de golpe en la autopista, puedes causar un efecto dominó en muchos kilómetros. Si ves un peligro en el camino, como escombros, llama al departamento de policía local, pero no al número de emergencias, e infórmales del peligro. Cuanto más pronto se reporte el problema, menor será el impacto que causará en el desplazamiento. También consulta el artículo cómo conducir y practicar zen.
    • Si alguien está causando un problema por no prestar atención, llámale la atención bocinándole y no te preocupes si el problema no se resuelve con satisfacción. Bocina larga y fuertemente sólo cuando haya un peligro.
  5. Planifica. Cuando vayas a usar una intersección o a entrar o salir de la autopista, del transporte compartido o del carril rápido, no esperes hasta el último minuto para incorporarte. No tienes que hacerlo con kilómetros de antelación, pero la incorporación anticipada mantiene el tránsito fluido.
  6. Usa el "método de alternancia" para incorporarte. El método de alternancia para incorporarte a un carril usa todo el carril y asegura una incorporación fluida y segura de los vehículos de ambos carriles al alternarse entre sí. En lugar de acelerar hasta el final del carril de incorporación o incorporarse prematuramente, los conductores que se quieren incorporar a otro carril deben conducir a la misma velocidad que los del otro carril. Los conductores que están en el carril de incorporación deberán permitir que los vehículos del otro carril se incorporen alternadamente. Acelerar hacia el final del carril de incorporación enojará a los demás conductores e incorporarse prematuramente causará problemas en ese carril. Incorpórate fluidamente usando el "método de alternancia."
  7. En medio del tránsito, en medio de los carriles. A menudo, el congestionamiento vehicular ocurre porque los conductores se incorporan a otros carriles. Esto ocasiona un congestionamiento innecesario. Si no planeas salir de la autopista en donde estás, mantente en el carril rápido o en el de en medio. Cuando te acerques a tu salida, simplemente incorpórate al carril de salida. ¡Esto también te ahorra tiempo para llegar a tu destino! Por favor, recuerda las leyes de tu país sobre las excepciones de mantener la derecha para pasar. Estás leyes no son sólo por seguridad, también ayudan a agilizar el tránsito. Si estás conduciendo muy despacio en el carril izquierdo y los demás vehículos tienen que rebasarte para continuar, estás contribuyendo al congestionamiento vehicular. Usa el carril izquierdo para rebasar y luego regresa al carril derecho.
  8. Acelera bruscamente cuando el semáforo cambie a verde. Después de parar en uno de una serie de semáforos en la ciudad o en cualquier otro lugar con muchos semáforos, acelera bruscamente hacia el límite de velocidad y especialmente si estás arrancando con retraso desde la parte trasera de la cola de vehículos. Luego, con suerte, podrás continuar con el límite de velocidad para avanzar a través de todos los semáforos, que por lo regular están sincronizados para dejar pasar a cierta cantidad de vehículos que pasen rápido.
    • Acelera "bruscamente" al alcance de un vehículo económico, no con la máxima potencia de un vehículo rápido, y guarda tu distancia. Puede ser peligroso e inesperado.
  9. Anticípate a las desaceleraciones en las calles de la ciudad. Si hay varios carriles en la misma dirección, escoge el carril del centro porque los otros vehículos se pueden detener por los carros que cruzan a la derecha y a la izquierda. Si solamente hay dos, mira hacia delante para ver si hay señales de desaceleración de tránsito, mantén tu distancia, anuncia y prepara tu giro si ves que la cola de vehículos se detiene, aún si no encuentras un espacio disponible para cambiar de carril sin peligro, así ayudarás a no contribuir con la congestión del tránsito.
  10. No fisgonees Cuando haya un accidente o una descompostura al lado del camino, parar (o reducir la velocidad) para ver que está pasando es lo peor que puedes hacer. Recuerda: eso provoca un congestionamiento que impide que los vehículos de emergencia lleguen rápido a prestarle ayuda al herido y detiene a los que vienen detrás de ti. Piensa cómo te sentirías si tú, tu madre o tu hijo fueran las víctimas de ese accidente; a ti te gustaría que los paramédicos llegaran de inmediato, no que llegaran tarde porque personas que ni conoces están fisgoneando cuando pasan. Los accidentes de tránsito pueden ser algo interesante y atractivo de ver, pero detenerte a ver la tragedia de otro causa un gran congestionamiento que puede llevar horas para despejar. Y si es sólo una descompostura al lado del camino, seamos honestos, todos hemos visto cómo se ve una llanta pinchada o un radiador descompuesto. Lo último que la gente necesita es una persona más que disminuya la velocidad para tomar una foto, video o quedarse viendo mientras pasa.
  11. Si tienes un problema, muévete a la orilla del camino rápida y completamente. Si tu vehículo comienza a fallar, muévete al carril más lento si puedes, disminuye la velocidad y después muévete a la orilla cuando puedas y cuando sea seguro hacerlo. Una llanta pinchada puede hacerle un gran daño a tu vehículo si intentas continuar conduciéndolo en esas condiciones y casi cualquier problema vehicular empeora si permites que el motor siga funcionando hasta que realmente no soporte y se detenga por sí solo. Muévete a la orilla y detén tu vehículo, luego haz señas o llama por teléfono para obtener ayuda inmediatamente.
  12. Evita la tentación de hablar por teléfono, enviar mensajes de texto, maquillarte o leer el periódico aunque el tránsito esté fluyendo demasiado lento. Enviar mensajes de texto, leer o hacer otras cosas que requieran de tu atención es muy desconsiderado de tu parte con los demás conductores que tendrán que bocinarte para que reacciones o esperar a que lo hagas por ti mismo. La idea es permanecer lo suficientemente alerta para que el tránsito siga fluyendo de la mejor manera. Recuerda: en la actualidad, en la mayoría de lugares, es ilegal hablar por teléfono, enviar mensajes de texto o jugar con el sistema de navegación por satélite GPS mientras conduces.
  13. No reacciones de forma agresiva o ruda con los demás. Algunas de estas personas te pueden llegar a desesperar, pero devolverles el "favor" de frenar de repente frente a ellos o atravesarles el vehículo como ellos te lo hicieron a ti, sólo empeorará la situación y es peligroso. Los disparos por enojo y las colisiones son raras, pero pueden ocurrir. No le des lugar a nadie que atente contra tu vida. Insultar con la mano o gritarle a los demás no ayudará, solamente le dará lugar al hombre agresivo y peligroso que hay en ti. Si puedes hacer alguna especie de seña para pedir disculpas, hazlo. No hay nada más rápido para quitar el enojo que decir lo siento; ya sea que hayas tenido la culpa o no; no hay nada por qué pelear, tampoco es una carrera, lo único que quieres es llegar vivo a tu casa.
  14. Conduce con cortesía. Cuando veas a alguien haciendo señas o varado en el otro carril, detente para ayudarlo si estás detrás de él. Si vas a la par de otro vehículo, acelera para que él se pueda incorporar detrás de ti o si eres un caballero dale lugar para que se "incorpore" frente a ti. Si te detienes un poco para dejar que otro conductor se incorpore a tu carril delante de ti, el tránsito no se detendrá por mucho tiempo. Si aceleras para que se incorpore detrás de ti y él también acelera, eventualmente alguien tendrá que dar la vía para que el tránsito fluya. No caigas en ese "juego", deja que se incorpore a tu carril para que el tránsito fluya, en lugar de que te rebase groseramente, o aún peor, que tú lo saques del carril si el carril está por terminar. Muchos conductores sienten que van "perdiendo" si dejan pasar un vehículo delante de ellos. Todos están conduciendo hacia una dirección; el conductor que está a la par tuya no va a ganar un premio si te "rebasa", esto no es una carrera, déjalo que se incorpore a tu carril.
  15. ¡Relájate! Si te encuentras frustrado constantemente, con los ojos saltados y enojado cuando tienes que desplazarte para llegar a tu destino, recuerda: no hay nada que puedas hacer para descongestionar el tránsito. Lo único que puedes hacer es cambiar tu actitud. Si desplazarte hacia tu trabajo diariamente te altera la presión arterial, considera cambiar de trabajo, mudarte cerca de tu trabajo o simplemente aceptar el tránsito como es y usar ese tiempo en el tránsito para relajarte y reflexionar. Llévate unos audio libros o música; un audio libro puede ser muy interesante y, si le prestas atención, puedes hacer de tu viaje una mejor experiencia, ya que querrás saber cuál es el final.
  16. Tranquilo. Tienes mucho poder; úsalo para hacer el bien. Cuando alguien quiera incorporarse a tu carril, amablemente disminuye la velocidad y déjalo incorporarse. Cuando alguien cometa un error, recuerda que tú también has cometido varios errores, has cruzado rápidamente y has hecho un giro en U locamente donde no tenías que haberlo hecho, te has metido en el tránsito y has causado que alguien te bocine porque casi choca contigo. Otros han tenido que frenar de golpe para evitar chocar contigo o probablemente lo harán si no lo han hecho. Cuando alguien haga una maniobra peligrosa frente a ti, déjalo ir sin represalias. No te preocupes, sonríele y salúdalo o, si puedes, sólo hazle una seña de desaprobación con la cabeza y apúntale con el dedo para que sepa que se acaba de librar de un gran problema, pero deja las cosas así y continúa tu camino.

Consejos

  • Si te encuentras corriendo en el tránsito todos los días para llegar a tiempo a tu destino, considera salir 15 minutos antes; tal vez encontrarás la misma cantidad de tránsito vehicular, pero irás más relajado. Si odias perder el tiempo en el tránsito a las horas pico para irte a tu casa, considera salir más tarde; analiza si haces algo en casa que puedas hacer en el punto de partida donde te encuentres para evitar perder el tiempo en el tránsito como lo hacen los demás.
  • No corras o zigzaguees en el tránsito por ahorrarte unos cuantos segundos. Esta forma errónea de conducir causará reacciones ofensivas en los otros conductores y una congestión aún peor.
  • Recuerda que tú formas parte del tránsito también. No es muy difícil saber cuándo y cuáles son las vías y direcciones más congestionadas. Si tienes la posibilidad de escoger, evita las vías más transitadas y las horas pico.
  • Otra forma es mudándote cerca del trabajo. Si escoges vivir a 16 kilómetros (10 millas) de distancia del trabajo, en las afueras de la ciudad, entonces habrás escogido lidiar con el tránsito. Si te mudas a un lugar más cerca del centro de la ciudad, tendrás más acceso al transporte público y el "desplazamiento físico" será mucho más fácil, rápido y barato.
  • Usa el regulador de velocidad. El tránsito fluiría mejor si los conductores no aceleran y desaceleran porque se distraen. También ayuda a evitar las multas por velocidad.
  • Conduce una bicicleta. Te sorprenderás de lo bien que te sentirás después de tomar un viaje en bicicleta hacia el trabajo. Por supuesto, la distancia es un problema, aunque 16 kilómetros (10 millas) es una viaje saludable hacia el trabajo para una persona sana (sigue las reglas del camino y las señales del tránsito).
  • La bolsa trasera del asiento del pasajero y del conductor son lugares accesibles desde el asiento del conductor donde puedes guardar un par de botellas de agua, las cuales pueden ayudarte a permanecer calmado y sereno, algo muy difícil de hacer si estás sediento. Las combinaciones de frutas secas o barras de cereal guardadas en la guantera de tu vehículo te pueden ayudar a prevenir un dolor de cabeza o un descenso de azúcar en la sangre que te pueda convertir en una persona irracional o inadvertida. Otras provisiones que es bueno tener a la mano son: una botella claramente marcada llena de una mezcla de 50/50 de refrigerante para el radiador y agua, líquido para frenos, un cuarto de aceite, balizas o señales reflectantes o banderas, algunos elementos de primeros auxilios como tiritas, aspirinas y una o dos dosis del medicamento que estés tomando. Estas pequeñas precauciones pueden ayudarte mucho en una situación difícil, como cuando un vagón de tren se queda atrapado en las vías del tren frente a ti (y no puedes moverte del lugar), o cuando ocurre un terrible accidente más adelante y todos los carriles quedaron obstruidos por una hora o más, o cualquier otro retraso en el tránsito de más de media hora.
  • Si tienes un celular, es una buena idea llamar a la persona con quien te vas a reunir e informarle que estás atrapado en el tránsito vehicular y que llegarás lo más pronto posible. Ahora no es como en el pasado, cuando nadie sabía en dónde estabas y todos se preocupaban frenéticamente. Sólo haz una pequeña llamada y luego relájate y conduce tranquilo; así ni tú ni nadie correrá un peligro innecesario.
  • Busca rutas alternas que se encuentren en los bulevares principales o incluso las calles que lleven a la misma dirección. Cuando uses las rutas alternas y vayas a la escuela o al trabajo, ahorra tiempo saliendo temprano.

Advertencias

  • No tomes represalias si los otros conductores no comparten tu misma actitud positiva. Si los demás te atraviesan el vehículo, aceleran para no dejarte incorporarte a su carril o te echan el vehículo encima, déjalos; será su presión arterial la que se afectará. No te enojes por la actitud inapropiada que tienen los demás.

Cosas que necesitarás

  • Un reproductor de música, discos compactos o audio libros
  • Suministros de emergencia
Теги:
ТОП