Cómo hacer un enjuague bucal de peróxido de hidrógeno

Опубликовал Admin
107
0
Hay muchas razones por las cuales alguien quiera utilizar un enjuague bucal hecho de peróxido de hidrógeno. Algunas personas lo utilizan porque su dentista les indico que lo hicieran, mientras que otros quieren utilizar productos hechos de ingredientes naturales. El peróxido de hidrógeno puro es muy fuerte, de modo que es importante diluirlo en agua. Las recetas más simples solo utilizan agua y peróxido de hidrógeno, pero si no puedes soportarlo, puedes hacer una que tenga sabor.

Hacer un enjuague bucal simple

  1. Vierte 1 taza (240 mililitros) de agua templada en una botella oscura. Puedes utilizar una botella de vidrio o plástico siempre y cuando sea de color oscuro; la luz causará que el peróxido de hidrógeno se degrade más rápido. Asegúrate de utilizar agua filtrada o destilada.
  2. Agrega 1 taza (240 mililitros) de 3 % peróxido de hidrógeno. Utiliza solo el 3 %, ya que un porcentaje más alto podría dañar tu salud oral y dental.
  3. Cierra la botella, luego agítala y mezcla los ingredientes. Guárdala en un lugar fresco y oscuro hasta que estés listo para utilizarlo.
  4. Utiliza el enjuague bucal como máximo dos veces al día. Vierte un poco de enjuague bucal en una copa. Mantenlo y haz gárgaras en la boca por 30 segundos, luego escúpelo. Después enjuágate la boca con agua y luego desecha cualquier residuo de enjuague bucal de la taza.

Hacer un enjuague bucal con sabor

  1. Vierte 1 taza (240 mililitros) de agua dentro de una botella de vidrio oscura. Utiliza solo agua filtrada o destilada. También puedes utilizar menta o hierbabuena hidrosol en vez de un sabor mentolado.
    • Evita utilizar botellas de plástico, ya que los aceites esenciales pueden causar que este material se degrade con el tiempo.
  2. Agrega ½ taza (120 mililitros) de peróxido de hidrógeno al 3 %. Es muy importante que utilices de peróxido de hidrogeno al 3 %, ya que un porcentaje mayor algo más alto puede dañar la dentadura. Por suerte, la mayoría de las tiendas de comestibles venden peróxido de hidrógeno al 3 %.
  3. Agrega de 7 a 10 gotas de aceites esenciales. La menta o la hierbabuena trabajarían mejor en el enjuague bucal. Puedes intentar con otros sabores como diente de ajo, toronja, limón, romero o naranja dulce.
    • Mezcla 1 cucharada (22,5 gramos) de miel dentro del aceite esencial; esto ayudará a emulsionarlo.
    • Omite este paso si un niño utilizará el enjuague bucal.
  4. Cierra la botella y luego agítala para mezclar los ingredientes. Ten en mente que necesitarás agitar la botella cada vez que la utilices.
  5. Utiliza el enjuague bucal. Agita el enjuague bucal, mantenlo y haz gárgaras en la boca durante dos minutos. Escúpelo y luego enjuágate la boca con agua.
    • No te tragues el enjuague bucal.
    • Conserva el enjuague bucal en un lugar fresco y oscuro.

Consejos

  • Conserva el enjuague bucal en una alacena fresca y oscura.
  • Utiliza un bote de color oscuro; sin embargo, un bote opaco incluso será mejor
  • Puedes tratar la gingivitis al mezclar partes iguales de peróxido de hidrógeno, agua y Listerine.
  • Puedes utilizar el enjuague bucal de peróxido de hidrógeno para ayudarte a aliviar irritaciones causadas por úlceras, herpes labial, dentaduras postizas, gingivitis y aparatos ortodrómicos (p.ej., frenos o retenedores).
  • Siempre habla con el dentista antes de usar el enjuague bucal de peróxido de hidrógeno para tratar condiciones orales, como la gingivitis y la periodontitis.
  • Evita utilizar el peróxido de hidrógeno por tu propia cuenta a menos que sea recetado por el dentista.

Advertencias

  • No te tragues el enjuague bucal de peróxido de hidrógeno. Hacerlo resultará perjudicial para el estómago.
  • Utilizar el enjuague bucal de peróxido de hidrógeno muy seguido puede acabar con las bacterias beneficiosoas en tu boca y dará lugar a problemas dentales.
  • El uso regular de peróxido de hidrógeno como un enjuague bucal puede irritar las encillas, así como dañar las coronas, los implantes dentales y los rellenos.

Cosas que necesitarás

Hacer un enjuague bucal simple

  • 1 taza (240 ml) de agua filtrada o destilada
  • 1 taza (240 ml) de peróxido de hidrógeno al 3 %
  • botella de vidrio oscura

Hacer un enjuague bucal con sabor

  • 1 taza (240 ml) de agua filtrada o destilada
  • ½ taza (120 ml) de peróxido de hidrógeno al 3 %
  • de 7 a 10 gotas de aceite esencial de menta
  • botella de vidrio oscura
Теги: