Cómo cuidar a un perro rociado por un zorrillo

Опубликовал Admin
Pocas cosas huelen tan mal como un perro rociado por un zorrillo. Ese olor fétido tiene el mal hábito de persistir y extenderse. Por lo general, el olor es el mayor problema. Sin embargo, la rociada de zorrillo en ocasiones puede provocar algunos problemas de salud menores (o incluso graves) en el perro afectado. Puedes ayudar a evitarlo si aprendes cómo cuidar a un perro que ha sido rociado por un zorrillo.

Tratar a un perro rociado por un zorrillo

  1. Entiende la química. La parte maloliente de la rociada de zorrillo proviene de las sustancias químicas llamadas tioles. Estos aceites fétidos hacen que el aroma “se impregne” en el perro rociado. Desafortunadamente, no basta con solo lavarlo con champú y enjuagarlo para quitar dichos aceites.
    • Además, omite el truco del jugo de tomate, puesto que eso tampoco eliminará los aceites.
  2. Prepara una solución casera para quitar los aceites. Hay soluciones químicas especiales que sirven para eliminar las sustancias que contienen tioles. Puedes preparar una forma suave de esta solución en casa, la cual es segura para tu perro. La siguiente fórmula rendirá suficiente para aplicarla en un perro pequeño o mediano. Duplica o incluso triplica las cantidades para los perros muy grandes. Mezcla:
    • 1 litro (1 cuarto de galón) de peróxido de hidrógeno al 3 %
    • 1/4 taza de bicarbonato
    • 1 cucharadita de jabón líquido para manos
  3. Ponte guantes. Esta solución tiene el potencial de irritar la piel, así que debes usar guantes al momento de mezclarla y aplicarla. También necesitas usarlos para evitar contagiarte del olor a zorrillo mientras manipulas al perro afectado.
    • La solución también podría irritar la piel de tu perro, en especial si es propenso a sufrir infecciones de la piel u otras condiciones de la piel. En estos casos, consulta con tu veterinario antes de utilizarla.
  4. Aplícala al exterior. Además de evitar que el perro esparza el olor al interior, debes usar la solución al aire libre porque el peróxido puede manchar la madera, la ropa, los muebles y otros artículos domésticos.
  5. Frota al perro con la solución. Frótalo cuidadosamente con la solución, pero ten cuidado con los ojos y los oídos. Déjala reposar hasta 5 minutos, pero no más que eso. Enjuaga muy bien al perro ya que el peróxido puede decolorar su pelaje.
    • Si el olor permanece, podría ser necesario repetir el proceso.
  6. Sécalo bien. Asegúrate de secar bien a tu perro antes de permitirle volver a entrar en la casa. También debes vigilarlo durante este periodo para ver si surgen otras complicaciones a causa de la rociada.
    • Si tu perro se moja por completo dentro de una semana, podrías volver a notar ligeramente el olor a zorrillo. Trata de no bañarlo durante una semana.
  7. No almacenes la solución. Esta perderá su efectividad debido al reposo, así que debes prepararla y utilizarla de inmediato. No la guardes para su uso posterior si haces demasiado.
  8. Usa un espray o champú eliminador de olor a zorrillo. También hay champús especialmente formulados para quitar la rociada de zorrillo del pelaje de tu perro. Sin embargo, son más costosos que los ingredientes para la solución casera y probablemente no serán tan efectivos. Tu veterinario podría sugerir uno de dichos champús en vez de la solución si tu perro es propenso a condiciones de la piel que hacen que la solución casera sea desaconsejable.

Vigilar a tu perro en caso de posibles complicaciones

  1. Observa si presenta irritación en los ojos. La rociada de zorrillo puede provocar una irritación extrema si entra en contacto directo con los ojos. Si tu perro muestra signos de irritación ocular (se toca los ojos con la pata con frecuencia, presenta ojos llorosos y enrojecidos, hinchazón ocular, entrecierra los ojos o tiene dificultad para abrirlos), trata de enjuagar sus ojos cuidadosamente con agua del grifo. También debes contactarte de inmediato con un veterinario.
  2. Presta atención a la irritación respiratoria. Los perros también pueden inhalar la rociada, lo cual provoca irritación del sistema respiratorio, incluyendo la nariz. Esto podría causar: estornudar, secreción nasal o babear. Contáctate de inmediato con un veterinario si notas dichos síntomas después de un encuentro con un zorrillo.
  3. Continúa con una vacuna de refuerzo contra la rabia. Aunque la rociada de zorrillo no transmite el virus de la rabia, los zorrillos son grandes portadores de rabia. Cada vez que un perro se topa con un zorrillo, hay una probabilidad de exposición al virus. Consulta con tu veterinario después de que tu perro haya sido rociado para discutir sobre la vacuna de refuerzo contra la rabia y mantener a salvo a tu mascota.
  4. Mantente alerta en caso de letargia, debilidad o pérdida del apetito. El perro rociado por un zorrillo puede presentar una enfermedad muy rara pero grave llamada anemia hemolítica por cuerpos de Heinz. Se trata de una emergencia. El veterinario debe tratarlo contra esta condición potencialmente mortal. Los signos de anemia incluyen: membranas mucosas pálidas, ritmo cardiaco acelerado, jadeos o pulso débil.
    • En un inicio más gradual, el perro podría mostrarse letárgico, débil y rehusarse a comer. Los signos pueden manifestarse hasta unos cuantos días después del ataque del zorrillo.

Reducir las probabilidades de encuentros con zorrillos

  1. Vigila de cerca a tu perro. Si tienes un patio trasero abierto y muy grande, considera cercar una parte para mantener a tu perro alejado de los problemas y sobre todo, de los zorrillos.
  2. Usa tapas herméticas en los botes de basura. Los zorrillos buscan la basura de los humanos, así que utiliza basureros con tapas herméticas. Esto ayudará a evitar que los malos olores atraigan a los zorrillos y a otros animales.
  3. Compra repelentes químicos de zorrillos. Puedes comprar repelentes especiales en Internet o en tiendas de artículos de jardinería para proteger tu patio de los zorrillos.
  4. Cubre las aberturas alrededor de tu casa. Los zorrillos podrían tratar de vivir debajo de las plataformas u otras estructuras alrededor de tu casa. Para evitarlo, sella las aberturas que sean lo suficientemente grandes como para que entre un zorrillo.
  5. Contáctate con un oficial de control animal local. Si sabes que tienes problemas con zorrillos alrededor de tu patio o vecindario, llama a la oficina de control animal local. Dependiendo de donde vivas, ellos podrían poner trampas u ofrecerse para lidiar directamente con los animales si pones tus propias trampas.

Consejos

  • Colocar discos de algodón mojados con orina de coyote alrededor del perímetro de tu propiedad puede ahuyentar a los zorrillos, mapaches y comadrejas.
  • Algunas personas aseguran que a los zorrillos les gusta cavar en la tierra suave de su jardín en búsqueda de gusanos y larvas, pero que logran disuadirlos plantando un seto de caléndula alrededor del perímetro.
Теги: