Cómo hacer tu propia azúcar morena

Опубликовал Admin
El azúcar morena es una mezcla simple de azúcar blanca y melaza: ¡y nada más! Esta mezcla le da a los productos de repostería más sabor y humedad que los que obtienes con azúcar blanca normal. La próxima vez que se te acabe el azúcar morena, échale mano al azúcar blanca y al frasco a medio usar de melaza, para hacer una tanda de azúcar morena. Lee las instrucciones de cómo hacer azúcar rubia y azúcar morena.

Azúcar rubia

  1. Mide los ingredientes. Por cada taza de azúcar rubia que quieras preparar, necesitarás 1 taza de azúcar blanca y una cucharada y media de melaza. Mide los ingredientes antes de mezclarlas.
    • La melaza es un derivado que se obtiene al refinar el azúcar blanca.
    • Si quieres hacer azúcar morena, no hay substituto para la melaza, pero puedes experimentar haciendo diferentes tipos de azúcar al usar jarabe de arce o néctar de agave, en lugar de melaza.
  2. Coloca el azúcar y la melaza en un tazón.
  3. Revuelve con un tenedor hasta que esté completamente mezclado. Para asegurarte que los ingredientes queden muy bien mezclados, podrías ponerlos en un procesador de alimentos o en una licuadora. El azúcar rubia está listo para usarse en una receta, por ejemplo de galletas con chispas de chocolate o panqueques de azúcar morena.

Azúcar morena

  1. Mide los ingredientes en un tazón. Para preparar azúcar morena necesitarás 3 cucharadas de melaza por cada taza de azúcar blanca. Si quieres intentar hacer un azúcar extra-morena, agrégale media cucharada más.
    • Evita agregar demasiada melaza, porque esto cambia el nivel de humedad y podría afectar a las galletas o pasteles que hagas con el azúcar morena.
    • Si accidentalmente pones demasiada melaza, compénsalo poniendo más azúcar en el tazón.
  2. Coloca el azúcar y la melaza en un tazón.
  3. Revuelve con un tenedor hasta que estén completamente mezclados. Para asegurarte que los ingredientes queden muy bien mezclados, podrías ponerlos en un procesador de alimentos o en una licuadora. El azúcar morena está lista para usarse en una receta, como por ejemplo: galletas de jengibre o galletas de azúcar morena.

Almacena tu azúcar morena casera

  1. Colócala en un recipiente hermético. El azúcar morena casera y el azúcar morena comprada pueden almacenarse el mismo tiempo, en un recipiente hermético para alimentos. Puedes guardarla en la despensa con tus demás productos de repostería, pues no se echará a perder con el tiempo.
    • Puedes cubrir el azúcar morena con papel encerado para ayudar a conservarla fresca.
    • Otra opción es poner tu azúcar morena en una bolsa plástica de almacenamiento ziploc y guardarla en el congelador.
  2. Suaviza el azúcar morena agregándole humedad. Algunas veces el azúcar morena se pone dura, cuando ya lleva mucho tiempo guardada en la despensa. La humedad del azúcar se evapora, dejando una masa parecida a una roca. Para suavizarla, ponle unas cuantas gotas de agua y tápala. Déjala reposar por unos días y revísala de nuevo; debe estar húmeda y desmoronarse fácilmente al moverla con un tenedor.
    • Si necesitas usar el azúcar inmediatamente, ponle unas cuantas gotas de agua y caliéntala en el microondas. Con esto debe suavizarse rápido.
    • También puedes humedecer el azúcar morena, guardándola con un pedazo de pan fresco por unos días. La humedad del pan, suavizará el azúcar. Sólo recuerda sacar el pedazo de pan antes de que sea muy tarde o se llenará de moho. También puedes usar un gajo de limón o una rebanada de manzana.
  3. ¡Listo!

Ingredientes

Azúcar rubia

  • 1 taza de azúcar
  • 1 ½ cucharadas de melaza

Azúcar morena

  • 1 taza de azúcar
  • 3 cucharadas de melaza
Теги:
ТОП