Cómo entrenar un cachorro de san bernardo

Опубликовал Admin
El san bernardo es una raza de perro muy fiel. En este artículo te presentaremos algunos trucos para entrenar a tu inteligente, leal y “futuro gigante” cachorro de san bernardo mientras pasan un buen rato juntos.

Pasos

  1. Enséñale a tu perro que no debe ladrar, y en cambio le enseñarás a ladrar a tu petición. El perro aprenderá a controlar los ladridos e incluso te responderá con ladridos individuales y contables:
    • Piensa en las órdenes verbales que te gustaría utilizar.
    • Combina una señal con una orden verbal. Por ejemplo, haz un gesto con la cabeza o la mano que sea muy visible mientras das la orden para que deje de ladrar:
      • Dile "¡Ladra!" y asiente de forma exagerada con la cabeza.
      • Dile "¡Para!” y asiente otra vez.
    • Puedes utilizar diferentes órdenes verbales y señales como más te guste, lo importante es ser consistente en su uso.
    • Repite esta orden durante algunas sesiones hasta que el cachorro responda a la orden verbal sin la necesidad de un esfuerzo visible. Para reforzar la conducta puede resultar útil dar al cachorro un premio cuando responda bien a la orden, como una galletita para perros.
    • Entrena este y todos los trucos de una forma progresiva. Con cada sesión el cachorro aprenderá a reaccionar a una señal cada vez más sutil, disminuyendo el uso de las señales con la cabeza y manos, hasta que con el más mínimo movimiento de la mano el perro deje de ladrar. Pero solo conseguirás esto con práctica.
  2. Enseña el cachorro como coger una pelota. Esto es un pasatiempo divertido que sirve para jugar, pero también ayuda el cachorro a mejorar su coordinación y habilidades de enfoque. Este juego sigue el clásico buscar y traer:
    • Empieza con la pelota en las manos, y el cachorro sentado en frente de ti.
    • Acerca la pelota en la mano hacia el perro y deja que lo coja.
    • Juega así un rato. El perro cogerá la pelota y volverás a quitársela.
    • Después, haz rodar la pelota hasta la boca del perro, y a continuación lánzala hacia él desde una distancia corta. El propósito de este ejercicio no es lanzar la pelota al perro para darle en la cabeza con la pelota. Empieza poco a poco, lanzando la pelota hacia arriba en un arco sin mucha fuerza. Cuando el perro ya ha entendido el concepto puedes añadir más dificultad. Con el tiempo podrías reemplazar la pelota por un frisbee.
  3. Entrena el cachorro a enfocar su mirada. El cachorro debe fijar su mirada en ti durante un tiempo. Dale un premio para reforzar su buena actitud. Mantiene las manos escondidas, para que no esté mirando a las manos sino al rostro.
    • Empieza sentados (o en cuclillas) porque resulta más fácil para el cachorro mirar a la cara, aunque se puede estar de pie si deseas más autoridad.
    • Llama al cachorro, hacerlo sentar y decirle “enfoca”.
    • Cuando tienes la atención del cachorro mantener la mirada unos segundos y dale un premio.
    • Ve aumentando el tiempo poco a poco hasta 5 segundos o más.
    • Si en algún momento el cachorro pierde la concentración y te deja de mirar, llámale de nuevo con la orden “enfoca”, y le mantengas la mirada durante un tiempo más corto.
  4. Da indicaciones con suavidad. Esto es una manera de dar indicaciones casi imperceptibles. Susurra la orden suavemente al oído del cachorro y con el tiempo un simple soplido bastará para que se dé cuenta de que ésta es una indicación que ha de hacer. Sigue practicando.
  5. Enseña el cachorro a girar.
    • Con el cachorro enfrente de ti, déjale ver el premio que sostienes en la mano.
    • Sostén el premio en la mano para que lo pueda ver pero que no te lo pueda quitar.
    • Ahora guía al cachorro en un círculo haciendo que siga el movimiento del premio con la orden verbal de “gira”.
    • Después de completar el giro dale el premio y muchas alabanzas, por ejemplo “¡que buen giro”. Repite.
    • Cuando van avanzando los sesiones de entrenamiento, puedes intentar conseguir los trucos sin los premios, y con el tiempo sin los movimientos de la manos y solo con un dedo. Por ejemplo, el truco del giro se convertirá en un giro con el dedo y la orden “gira”.

Consejos

  • Sé consistente con los entrenamientos. Sesiones cortes y regulares es lo mejor.
  • Juega con el cacharro después de los entrenamientos para ayudarle a liberarse.
  • No lo sobreesfuerces con los entrenamientos. Hazlos cortos, divertidos y con descansos.

Advertencias

  • No entrenes a un perro que no conozcas.
Теги:
ТОП