Cómo impresionar a tus maestros

Опубликовал Admin
Todos pensamos que los maestros son personas que sólo se preocupan por mejorar o empeorar tus calificaciones, y tu vida. Pero la realidad es que, sabemos que son personas normales, justo como nosotros. Duermen por la noche, sueñan con lo que vieron en televisión, se despiertan por la mañana aún y cuando están totalmente agotados y se preparan antes de ir a la escuela. Sin embargo, algunos maestros tienen problemas de actitud. Aún y cuando ames u odies a tu maestro, buscas la manera de impresionarlo. Siempre encontrarás su lado bueno. Aquí te diremos qué hacer para que no te metas en problemas con tus maestros…

Pasos

  1. Asegúrate de vestir apropiadamente. Lava y plancha la ropa que utilizarás para el siguiente día de escuela. Viste a tu manera, y lo más importante, viste apropiadamente. Una blusa con escote o pantalones demasiado holgados que llegan hasta tus rodillas pueden verse muy a la moda para tus amigos, pero no para tus maestros. Piensa en lo que te llevará a conseguir lo que buscas para tu futuro, impresionar a otros estudiantes o a tus maestros. Peina tu cabello, lava tu cara y date un baño.
  2. Se puntual y llega a tiempo a la escuela. No llegues tarde, porque en algunas escuelas si llegas tarde te pueden castigar, o hasta incluso expulsar de clase. Llegar tarde a la escuela demuestra que eres irresponsable, intenta llegar temprano. Si llegas tarde un día, no inventes pretextos. Los maestros pueden ver a través de tus mentiras, recuerda que han tenido que lidiar con chicos dando pretextos absurdos toda su vida.
  3. Platica un poco con tus maestros, porque también son personas. Sólo di algo amigable como “Hola, ¿Qué tal estuvo su fin de semana?” y habla un poco acerca de ti también. Los maestros serán más amigables contigo si saben que no solo estas buscando mejorar tus calificaciones. Mantén la puerta abierta para tu maestro y salúdalo en los pasillos si llegas a toparte con ellos. Nunca hables mal de ellos a sus espaldas, sin importar que tanto odies a tu maestro. Nunca sabes quién podría estar escuchando y si alguien lo llega a escuchar, pueden ir a delatarte con el maestro.
  4. Llega preparado para tu clase. Preparado para cualquier cosa. Lleva por lo menos 2 lápices, 2 plumas, un borrador, un marca texto, notas, hojas de papel sueltas, libros y carpetas. Recuerda también llevar cualquier objeto específico que haya pedido el maestro, como una calculadora para matemáticas o una regla para ciencia. Debes de recordar esto porque debes estar tomando notas acerca de cualquier cosa que diga el maestro, si lo haces, entenderás mejor las cosas cuando quieras estudiar. Cuando estudies, puedes obtener calificaciones perfectas en tus exámenes y complacerás a tu maestro.
  5. Siéntate al frente del salón de clases cada vez que puedas. Esto te mantendrá alejado de distracciones y te ayudará a enfocarte mejor que si te sientas en la parte de atrás. Algunos estudios han demostrado que los profesores prefieren a los alumnos que se sientan al frente, porque generalmente son más controlados y no se distraen fácilmente. Mejora tu postura, siéntate derecho y no te encorves. Esto le dará a tu maestro la impresión de que te importa la clase y quieres aprender. Si no puedes ver el pizarrón, utiliza lentes o lentes de contacto.
  6. Mejora tu asistencia. Si tienes que faltar a una clase, hazlo sólo cuando sea necesario (por ejemplo, estás muy enfermo, tienes fiebre, cirugía, problemas familiares…etc.). Avisa con tiempo a tu maestro y explica la situación. Consigue las notas que se tomaron en clase, las tareas y trabajos de algunos amigos de tu clase y completa el trabajo pendiente. No olvides mostrárselo a tu maestro cuando regreses a clases.
  7. Presta atención en clase, mira al pizarrón y toma notas, aún y cuando el maestro no lo pida. Subraya, delinea o circula cualquier palabra u oración que el maestro repita dentro de tus notas. Aléjate de las distracciones. Apaga tu teléfono, no copies notas, no escuches tu iPod, o hables con personas que estén cerca de ti cuando el maestro esté hablando. Si esto es muy difícil para ti, lo mejor que puedes hacer para evitarlo es sentarte lejos de tus amigos.
  8. Participa en clase. Realiza preguntas acerca de la clase y haz comentarios acerca de lo que dice tu maestro. Procura participar por lo menos 3 veces por clase durante el día. No domines la discusión de clase, los maestros no están buscando a alguien que acapare toda la atención. Quieren que todos participen por igual. No tengas miedo de pedirle al maestro que se detenga y explique de nuevo el tema. La mayoría de los maestros respetan esta característica de sus alumnos.
  9. Quédate después de clase para ayudarlo. Esto es muy útil durante los días antes del examen. Si te sientes muy confundido por las clases entonces busca la manera de quedarte una hora extra después de clases y preguntar por un resumen y explicación a tu maestro. Recuerda preguntarle con tiempo, porque el maestro puede estar ocupado después de las clases/escuela.
  10. Haz tu tarea. La tarea es una parte muy grande de tu calificación, y un trabajo largo puede mejorar o empeorar tu calificación final. Administra bien tu tiempo y haz las tareas lo más pronto posible. Si algunas vez olvides hacer la tarea, sólo hazla y entrégala,lo más pronto posible.Aún y cuando y no te den los puntos de la tarea por entregarla tarde, conseguirás algo de respeto por parte de tu maestro y estarás más familiarizado con el tema.
  11. Ayuda a tu maestro con algunas cosas como, arreglar los escritorios o ordenar los libros en su lugar.
  12. Se bueno con tus demás compañeros. Si ellos no entienden algo pero tu si, explícaselos después de clases. No te burles de las personas. No seas grosero. Ayuda a los chicos nuevos a encontrar el salón de clases. Si eres una buena persona mejorarás tu reputación con los demás, no solo con los maestros.
  13. Procura participar en actividades extracurriculares, deportes, música y drama.
  14. Muéstrale a tus maestros lo mucho que los aprecias. Puedes tratar de darles un pequeño regalo o escribirles una nota de agradecimiento.

Consejos

  • Habla con ellos en los pasillos. Pregunta cómo están o sólo salúdalos. Siempre se cortés.
  • Trata de acercarte a ellos con una buena actitud y asegúrate de no dar una mala impresión.
  • No le preguntes a los maestros su edad. Se considera de mala educación.
  • Aprende más acerca del maestro investigando con otros estudiantes que ya hayan tomado clases con él. De esta manera conocerás a tu maestro (lo que le gusta y lo que detesta).
  • Si un aspecto de tu clase o una figura en específica que están aprendiendo te interesa demasiado, profundiza en el tema. Si descubres que un tema en particular le interesa o emociona a tu maestro, entonces debes de investigar más acerca de esto. Podrías tener intereses en común con tu maestro. Habla con tu maestro acerca de esos temas. Ellos apreciarán tus intereses y disfrutarán compartir los temas contigo.
  • No te sientes en la parte de atrás y actúes despistado. Si estás haciendo tu trabajo y entregas las tareas a tiempo, ya estarás a medio camino.
  • Si tu maestro está haciendo algo, ofrécele tu ayuda. ¡Podrías conseguir convertirte en el estudiante del mes!
  • Cuando los maestros te califiquen por tu asistencia y participación, tendrán una mejor imagen de tu presencia en clase, porque te habrás estado sentando en el mismo lugar todo el semestre/año.
  • ¡Hazlos reír! Aún y cuando parezcan muy estrictos, siempre hay una manera de hacerlos reír. Intenta hacer nuevos chistes cada vez que puedas.
  • Recuerda que si estás intentando entender y respetar a tu maestro, ellos te respetarán y de entenderán a ti. No te portes mal en sus clases y no le digas cosas malas acerca de otros maestros.
  • Habla con tu maestro utilizando vocabulario de adulto.
  • Si estás teniendo problemas o necesitas mejorar tu calificación, busca a tus maestros en su tiempo libre o después de la escuela cuando tengan tiempo para hablar. Organiza una reunión si lo necesitas o pídeles un poco de su tiempo durante el receso o el tiempo de estudio. Pregunta si puedes hacer algo extra para mejorar tus calificaciones o buscar la manera de trabajar en tus áreas débiles. Ellos apreciarán tu interés por mejorar (recuerda que su misión es enseñarte bien).
  • Ten cuidado cuando te juntes con personas que tienen malas calificaciones. Podrían influenciarte de mala manera y perjudicar tus calificaciones.
  • Si puedes hacerlo, procura sentarte en el mismo lugar todos los días.
  • Intenta platicar con él acerca de temas de ciencia o estudios sociales. Podrías impresionarlos.

Advertencias

  • Si otros chicos piensan que eres 'la mascota de maestro' o algo parecido, ¿a quién le importa? ¿Quién se preocupa por ellos? No te pongas en guardia, tú eres el que le cae bien al maestro y tendrás éxito en la vida. No es esa gente que es grosera y engreída.
  • Cuando estés ayudando a tu maestro en tu tiempo libre, consigue que alguno de tus mejores amigos te acompañe. Esto evitará los silencios incómodos. Pero asegúrate de no decírselo a muchas personas, porque podrías atraer una multitud de gente y afectarían en tu intento de impresionar al maestro por ti solo.
  • No platiques con otros alumnos durante la clase. Siempre escucha con atención porque así conseguirás impresionar a tus maestros.
  • Prepárate para apodos como “mascota del maestro”, “lambiscón” o “sabelotodo”. Si lo eres, sólo ignóralos.

Cosas que necesitarás

  • Útiles escolares (plumas, lápices, cuadernos, etc.).
  • Libros de texto.
  • Un libro para leer si terminas pronto tus actividades.
Теги:
ТОП