Cómo alimentar un caracol

Опубликовал Admin
Los caracoles pueden ser mascotas increíbles. Sobre todo, son excelentes para proyectos escolares y para enseñar a niños pequeños a cuidar un ser vivo. Los caracoles también son bastante fáciles de alimentar, aunque hay algunas variaciones entre diferentes tipos de especies. Ya sea que te toque cuidar caracoles de tierra, de agua dulce o ambos, con esta guía, podrás brindarle una alimentación deliciosa que los nutrirá.

Alimentar a caracoles de tierra

  1. Selecciona frutas, vegetales, semillas y granos seguros para el consumo de caracoles. A los caracoles de tierra les gusta comer diversos alimentos, principalmente productos frescos. En caso de necesidad, también les gusta la comida para tortugas remojada en agua. Sin embargo, la mayor parte de la alimentación de un caracol debe consistir en frutas, vegetales, algunas semillas y granos cocidos. Los siguientes alimentos son seguros para su consumo:
    • frutas: manzana, albaricoque, uvas, kiwi, mango, melón, durazno, frambuesa, fresa
    • vegetales: pepino, hongos, tomate, lechuga, brócoli, judías verdes, arvejas, brotes, maíz dulce, nabo, berro
    • semillas: de girasol o de calabaza
    • granos cocidos: avena, arroz
  2. Pica o ralla el alimento en trozos más pequeños que una monedita. Usa un rallador o un cuchillo de cocina para picar todos los alimentos antes de dárselos a tus caracoles. Estos son sensibles a los químicos y pesticidas, así que asegúrate de usar productos orgánicos y de lavarlos bien antes de dárselos a tu mascota.
  3. Empieza dándole 1/4 de taza de comida todos los días. No hay una regla estricta sobre la cantidad que un caracol de tierra deba comer; por eso, con el tiempo, tienes que calcular cuánta comida necesita. Si tu caracol consume todo lo que le das, puedes darle más. Quita todo aquello que no consuma al cabo de 24 horas.
  4. Evita los alimentos procesados y los de difícil digestión para los caracoles. No le des bocadillos embolsados ni alimentos con azúcar o sal. A los caracoles también les resulta difícil digerir mijo, pasta, galletas y pan.
  5. Llena un plato con agua mineral. No es necesario que le pongas agua para que beba, pero sí tienes que asegurarte de que su ambiente tenga la humedad suficiente. Pon un plato tendido lleno de agua mineral para que el caracol se bañe. Cambia el agua cada 1 o 2 días.
    • Nunca uses agua del grifo, porque esta fuente de agua puede contener cloro, que es dañino para los caracoles.
    • Si no tienes acceso a agua filtrada, puedes dejar el agua de grifo expuesta al sol durante 48 horas para que los químicos desaparezcan.
  6. Rocía los caracoles con agua mineral cada 1 o 2 días. También puedes ayudar a que el caracol se mantenga hidratado rociándole agua. Llena una botella atomizadora con agua mineral o filtrada, y luego rocía a tu mascota en su hábitat.
    • Si vives en un clima muy seco, trata de rociarlo de 1 a 2 veces al día.
  7. Mantén siempre una fuente de calcio en el tanque. Los caracoles necesitan mucho calcio para mantener sus caparazones en buen estado de salud. Una muy buena opción es el jibión, porque puedes simplemente ponerlo en el taque para que el caracol lo mordisquee. Para las demás fuentes de calcio, tienes que machacarlas y añadirlas a su comida. Algunas otras fuentes de calcio son:
    • caparazones de caracoles muertos
    • calcio en polvo
    • conchas de ostra pulverizadas
    • tiza natural
    • piedra caliza natural
    • harina de huesos
    • ceniza de madera

Alimentar a caracoles de agua dulce

  1. Haz que los caracoles de agua dulce convivan con peces. Estos caracoles son omnívoros y normalmente viven de algas y restos de comida en un acuario. Incluye plantas acuáticas para que tus caracoles también las mordisqueen.
    • Consulta con tu veterinario o el vendedor de la tienda de mascotas qué tipos de peces conviven mejor con tu especie de caracol de agua dulce.
  2. Pon discos de algas. Si no tienes peces en el mismo acuario que tus caracoles, puedes comprar discos de algas pequeños. Sigue las instrucciones del paquete y pon el número correcto de discos según el número de caracoles en el tanque.
    • Los discos de algas se venden en Internet o en casi todas las tiendas de mascotas.
  3. Pon vegetales blanqueados y picados en trozos muy pequeños. Además de las algas, a los caracoles de agua dulce les gusta alimentarse con vegetales blanqueados. El proceso de blanqueado consiste en remojar vegetales en agua hirviendo por 2 minutos antes de sumergirlos en agua con hielo. A los caracoles de agua dulce les gusta en especial las arvejas peladas, las zanahorias, el pepino, el calabacín y la lechuga iceberg. Deja enfriar por completo los vegetales blanqueados y luego ponlas en tu acuario.
    • Pica o ralla los vegetales que vas a añadir en trozos más pequeños que una monedita.
    • Empieza añadiendo una cantidad pequeña de vegetales blanqueados cada mañana. Luego, calcula lo rápido que tus caracoles se los acaban.
    • Añade un poco más o un poco menos hasta que veas que se comen todo en 12 horas o menos.
    • Quita todo lo que hayan dejado después de 24 horas.
  4. Bríndales una fuente de calcio adicional a los caracoles. Así como los de tierra, los de agua dulce necesitan calcio para mantener la salud y la fuerza de sus caparazones. Pon una fuente de calcio que los caracoles puedan mordisquear a modo de suplemento alimenticio. Algunas fuentes de calcio para los caracoles de agua dulce son:
    • jibión
    • caparazones de caracoles muertos
    • caparazones de ostras
    • piedra caliza natural
  5. Acude a un vendedor, experto o veterinario para obtener más consejos sobre la alimentación de tu mascota. La cantidad y la frecuencia de alimentación, y los productos que un caracol necesita varían según su especie, el número de caracoles en el tanque y la vida acuática con la que convive en el acuario. La mejor medida es hablar con alguien del lugar donde hayas comprado los caracoles o consultar con un veterinario.
    • Quizá sea necesario que sigas probando por un tiempo hasta que sepas exactamente qué les gusta a tus caracoles.
    • Si tus caracoles dejan mucha comida, prueba darles un poco menos o experimenta con otras opciones.
    • Un buen primer paso es darles cuanta comida puedan consumir en unos 3 minutos, dos veces al día.
    • Algunas especies de caracol necesitan fuentes de comida adiciones, tales como comida para peces común o en comprimido.
Теги:
ТОП