Cómo quitar manchas de grasa en la tela

Опубликовал Admin
408
0
A todos nos ha pasado: nos hemos derramado grasa por accidente sobre la camisa al cocinar o comer, o hemos hecho contacto con la grasa en el garaje. Aparentemente, las manchas de grasa pueden arruinar una camisa, ¡pero no dejes que arruinen la tuya! Con la ayuda de unos cuantos artículos domésticos, puedes quitar las manchas de grasa frescas e impregnadas muy rápidamente.

Quitar la grasa justo después de que se produzca la mancha

  1. Rocíale un poco de talco o polvo para bebé. Estos polvos tan finos funcionan como mini esponjas para la grasa, por lo cual absorberán la grasa de la ropa y limpiarán las fibras. En cuanto derrames la grasa en la ropa, rocíala con talco o polvo para bebé y déjala reposar de 20 a 30 minutos. Cepilla el polvo para quitarlo y lava la prenda con un ciclo normal.
  2. Lávala con champú. El jabón que usas para lavarte el cabello está diseñado específicamente para quitar los aceites naturales y la grasa del cabello, así que tiene sentido que haga lo mismo con la tela. Vierte un poco de champú sobre la mancha de grasa y frota el área con un dedo. Deja reposar el champú de 5 a 10 minutos y luego mete la prenda en la lavadora. Un ciclo normal de lavado y secado deberá eliminar la grasa de la ropa y la dejará como nueva.
  3. Usa laca para el cabello. Una ráfaga concentrada de laca es otro producto para el cabello que puede despegar la grasa de la tela y ayudarte a enjuagarla. Rocía las manchas de grasa con una cantidad generosa de laca a una distancia de 15 a 20 cm (6 a 8 pulgadas) en las áreas donde se concentre más la grasa. Continúa con un lavado normal en la lavadora y un rato en la secadora.
  4. Prueba con WD-40. Esta solución mágica de limpieza quita las manchas de grasa, entre otras cosas. Toma la lata y rocía la solución directamente sobre las manchas de grasa. Deja que repose por treinta minutos aproximadamente y luego lava la ropa con un ciclo normal en la lavadora. Cuando la saques, ¡la grasa deberá haber desaparecido!
  5. Échale un chorrito de queso fundido. El elemento más extraño de esta lista para quitar la grasa es el queso fundido para untar (Cheese Whiz), el cual desprenderá al instante las manchas de grasa. Unta una capa gruesa de queso sobre la mancha y déjalo reposar por unos cuantos minutos. Luego, simplemente mete la prenda en la lavadora y deja que el queso haga su trabajo.
  6. Aplica jabón mecánico sin agua. Este jabón seco se usa para limpiar los desastres en los garajes que están llenos de grasa por todas partes. Rocía un poco de este jabón en polvo sobre la prenda y deja que lo absorba por 30 minutos aproximadamente. Continúa con un ciclo normal de lavado y enjuague ¡y la ropa quedará lista!
  7. Usa aloe vera. ¡Es excelente para aliviar las quemaduras y quitar las manchas de grasa! Usa un poco del gel espeso de aloe vera directamente de la planta o compra una botella en una tienda. Remoja en agua las prendas manchadas y luego, frota el gel sobre las manchas de grasa. Asegúrate de cubrirlas por completo con la sustancia gelatinosa y luego, lava las prendas con un ciclo normal en la lavadora. Las manchas de grasa desaparecerán y aún tendrás mucho aloe vera para la próxima vez que salgas.
  8. Vierte un poco de Lestoil. Aunque parezca contraproducente, puedes enfrentar tus problemas al combatir el fuego con fuego. En este caso, grasa con grasa. Vierte un poco de Lestoil (el cual puedes encontrar en la mayoría de las ferreterías) y déjalo que repose de 20 a 30 minutos. Al igual que con todos los demás métodos, debes lavar la prenda como siempre lo haces y sorpréndete al ver que las manchas de grasa han desaparecido.
  9. Espolvorea un edulcorante artificial. Si saliste a cenar y derramaste un poco de comida grasosa sobre tu camisa, ¡no te preocupes! Toma un paquete de edulcorante artificial y viértelo directamente sobre la mancha de grasa. Déjalo reposar de 10 a 15 minutos y luego, cepíllalo para quitarlo. Después, lava la prenda en la lavadora con un detergente normal para ropa, para eliminar esa azúcar falsa.
  10. Pasa un poco de tiza sobre la mancha de grasa. La tiza blanca normal está compuesta por un polvo tan fino que se meterá entre las fibras de la ropa y absorberá la grasa desde el fondo. Pasa con firmeza una tiza blanca sobre la mancha o rocíale un poco de polvo de tiza blanca, si lo tienes. Déjalo reposar de 10 a 15 minutos y luego, cepíllalo para quitarlo y lava la prenda como siempre lo haces.

Eliminar las manchas de grasa impregnadas

  1. Usa bicarbonato de sodio y jabón para lavar platos. La mezcla de un polvo muy absorbente con un jabón quitagrasa para platos es una combinación que las manchas impregnadas no podrán vencer. Primero, vierte más aceite sobre la mancha de grasa para “refrescarla”. Luego, vierte el bicarbonato de sodio y frota el área con un cepillo de dientes. Termina el procedimiento con un poco de jabón quitagrasa para platos y frota la mancha un poco más. Luego, dale a la prenda un ciclo de lavado y sorpréndete al ver que las manchas se han ido cuando termines.
  2. Plancha la ropa con un aceite cítrico. De nuevo, combatiremos la grasa con grasa. El aceite cítrico es un solvente fuerte hecho con el ácido de las frutas cítricas, ¡por lo que tiene un olor delicioso! Aplícale un aceite cítrico a la mancha y cúbrela con una toalla de papel. Pasa la plancha con el ajuste de vapor sobre la mancha y mira cómo desaparece el aceite. Puedes repetir este procedimiento varias veces si fuera necesario.
  3. Cubre la mancha con Coca-Cola. Cuando veas lo bien que funciona esta bebida para arrancar la grasa de la ropa, quizás lo pienses dos veces antes de beberla. Vierte la Coca-Cola directamente sobre la mancha de grasa. Déjala reposar por 1 o 2 horas y luego, lava la prenda como de costumbre.
  4. Prueba con glicerina líquida. Esta es una de las técnicas más fuertes y es una opción excelente si la mancha de grasa ha estado impregnada por varios meses (¡o incluso años!). Aplica un poco de glicerina líquida directamente sobre la mancha de grasa y déjala reposar por 30 minutos aproximadamente. Lávala después con un ciclo normal en la lavadora y listo.
  5. Usa acetona. Revisa las etiquetas de la prenda para asegurarte de que la acetona no desteñirá ni arruinará las fibras del material. Luego, aplica la acetona pura con toquecitos sobre las manchas y déjala reposar por unos cuantos minutos. Termina el procedimiento en la lavadora y acaba con esas manchas problemáticas para siempre.
  6. Rocíale un poco de Simple Green. Este limpiador doméstico tradicional no solo desinfecta las encimeras, sino también puede eliminar por completo las manchas impregnadas de grasa. Empapa la mancha con una cantidad generosa del aerosol limpiador Simple Green y déjalo reposar de 30 minutos a una hora. Lava después la prenda como de costumbre para asegurarte de que se haya eliminado por completo.
  7. Lleva la prenda a la tintorería. Si la mancha de grasa es muy difícil de eliminar con los productos domésticos o está en una prenda muy especial como para correr el riesgo de arruinarla, elige la opción más segura y llévala a la tintorería. Los métodos avanzados de limpieza que se usan en las tintorerías arrancarán las manchas de la ropa sin el riesgo de dañarlas.

Consejos

  • Limpia las manchas lo antes posible siempre que puedas. Será mucho más fácil eliminar las manchas frescas de grasa que deshacerte de las manchas impregnadas antiguas.
  • Nunca uses un jabón en barra sobre una mancha de grasa porque es posible que impregne la mancha en lugar de quitarla.
  • Evita usar paños que suelten pelusa o que estén hechos con materiales oscuros para limpiar las manchas de grasa, ya que transferirás la pelusa o el tinte al área manchada y podría empeorarse.
Теги: