Cómo cultivar margaritas gerbera

Опубликовал Admin
Muchas personas consideran las margaritas gerberas (gerbera jamesonii, gerbera viridifolia o gerbera híbrida) sus favoritas. Estas flores son brillantes, coloridas y bonitas que pueden hacer que cualquier jardín y arreglo floral se vea alegre y con vida. Es fácil cultivarlas dentro de casa, siempre y cuando tengas un espacio adecuado en el jardín. ¡Incluso puedes cultivarlas en una maceta en la repisa de tu ventana si lo deseas!

Pasos

  1. Consigue una semilla o plántulas en primavera o a inicios del verano. Si vas a comprar semillas, siémbralas en pequeños recipientes para plantar. Luego, déjalos en la repisa soleada de una ventana para que germinen. Gira los recipientes cada par de días para fomentar un crecimiento uniforme.
  2. Transfiere las plántulas a una maceta más grande o al jardín. Es importante que saques las plántulas al exterior gradualmente para que se acostumbren a estar afuera. Primero trata de cultivarlas en la terraza para permitir que se acostumbren a los cambios de temperatura.
    • Si pondrás las plántulas en una maceta, plántalas en unas que tengan 13 centímetros (5 pulgadas) de diámetro. Aléjalas de la luz directa del sol, pero proporciónales suficiente luz ya que a esta flor le sienta muy bien.
    • Una vez en el jardín, plántalas en un suelo con buen drenaje donde ya se haya cavado. Coloca la margarita gerbera en una parte bien ventilada, luminosa y fresca del jardín. No obstante, evita que le dé la luz directa del sol ya que se quemará. Sin embargo, un programa australiano de jardinería menciona que las gerberas florecen bajo el pleno sol, así que es posible que necesites experimentar con diferentes tipos. Es probable que las flores que se desarrollen en las condiciones de tu localidad estén bien. También es importante que el clima sea cálido. Si vas a cultivar las flores en un clima frío, protégelas de las heladas y las ráfagas frías.
    • Asegúrate de mantener la corona de la planta entre 1 y 2 centímetros (1 pulgada) por encima del nivel del suelo para evitar alguna enfermedad.
  3. Aliméntalas cuando veas que los brotes se forman.
    • Las flores se formarán un par de meses luego de la plantación. Alimentarlas (es decir, colocarles fertilizante) fomentará que crezcan flores más grandes.
    • Se prefiere el uso de un fertilizante de liberación lenta y con bajo contenido de fósforo, como de 15-5-15, para las gerberas, en la recomendada proporción descrita en el paquete para el tamaño de tu contenedor o macizo de flores.
    • Riega las plantas de inmediato tras colocar el fertilizante, mojando el follaje con el agua. Las hojas se queman rápidamente cuando están en contacto con cualquier fertilizante.
  4. Riégalas con total libertad durante los meses más cálidos y calurosos. Hazlo con moderación durante el invierno y las olas de frío.
  5. Retira las flores muertas y el follaje seco con regularidad. Limpa tus gerbeas de forma regular con un par de tijeras de podar afiladas y limpias. Esto reduce la posibilidad de enfermedades y hace que tus plantas se vean más hermosas.
  6. Rocía las plantas con agua durante los climas más cálidos. Las gerberas necesitan un baño en la mañana con regularidad para sobrevivir mejor en un clima caluroso.
  7. Propágalas mediante una división. Los jardineros, que viven en áreas donde las gerberas son resistentes, las propagan mediante una división. Desentierra las plantas que tienes y separa las coronas de las raíces con tus dedos en primavera o al inicio de la temporada lluviosa (en el caso de que suceda en tu área). Corta cualquier raíz muerta o follaje marchito, dejando algunas raíces buenas y al menos un brote en crecimiento en cada división. Utiliza unas tijeras de podar que hayas limpiado con alcohol antiséptico para realizar cualquier corte necesario. Limpia las cuchillas de las tijeras nuevamente después de usarlas en cada planta. Cuando vuelvas a plantar las divisiones, coloca cada una con la corona de la raíz ligeramente más arriba del suelo circundante.
  8. Mejora el florecimiento. Puedes causar que las gerberas produzcan más flores al:
    • proporcionarle más espacio a cada planta para que no tenga que competir por el alimento, agua y aire,
    • mantener el abono continuamente húmedo (en vez de blando) durante los días de verano,
    • retirar las flores marchitas con regularidad,
    • proporcionar luz solar adecuada al menos 6 horas al día,
    • rociarlas con agua en la mañana diariamente durante los días calurosos.
  9. No olvides usarlas como flores cortadas. Las gerberas viven excelente en un florero y se ven muy bien cuando son de diferentes colores. También puedes preparar ramos de ellas y regalarlos a tus seres queridos más cercanos.

Consejos

  • Estas flores también se conocen como margaritas marberton o margaritas transvaal.
  • A las gerberas les sienta bien el suelo arenoso. Añade un poco de arena de río al suelo si no tienes suelo arenoso. Además, no les sienta bien la arcilla.
  • Las variedades como happipot (una especie de gerbera enana) se pueden cultivar en la repisa de una ventana.
  • Las margaritas gerbera alcanzarán una altura de aproximadamente 30 centímetros (12 pulgadas).

Advertencias

  • Las gerberas son suceptibles a las enfermedades fúngicas (los esclerocios en un tallo podrido y ser atacadas por la phytophthora). Es más probable que esto ocurra si el suelo está empapado y tiene un mal drenaje. Mantén el suelo con un buen drenaje y quita cualquier parte donde haya una enfermedad con regularidad.

Cosas que necesitarás

  • recipientes para plantar
  • suelo arenoso o arena de río
  • semillas o plántulas de gerbera
  • un espacio en el jardín o macetas más grandes para cultivar
  • agua
Теги: