Cómo construir un iglú

Опубликовал Admin
La palabra Inuit “iglú” puede referirse a muchos tipos de habitaciones en un ambiente nevado, pero este artículo describe lo que la mayoría de la gente se imagina cuando piensan en un iglú: una estructura en forma de domo construida con bloques de nieve. Un iglú construido apropiadamente puede mantenerse entre los -7 °C y los 16°C, incluso cuando la temperatura afuera llega a los -45 °C. Para construir un iglú, sigue estas instrucciones.

Pasos

  1. Busca una pendiente no muy pronunciada (opcional). Construir un iglú al lado de una pendiente al estilo hobbit, te ahorra tiempo, energía y mucho levantamiento pesado (Nota cómo el iglú en la foto de arriba está al lado de una pendiente). Si estás construyendo un iglú por diversión y quieres lograr el estilo clásico del iglú, un área plana será suficiente, pero en una situación de supervivencia, el tiempo y los recursos serán esenciales.
    • Evita los montículos, que normalmente son troncos o rocas grandes enterradas en la nieve. Cuando tengas duda, utiliza una un palo largo para asegurarte de que no estés excavando en un espacio inútil para tu iglú.
  2. Prepara tus bloques de hielo. La manera más fácil de hacer bloques de nieve es cavando una zanja larga y recta (tan profunda como quieras la altura de tus bloques) y luego separar los bloques de la nieve utilizando una sierra (si tienes una sierra para nieve, mejor). Si estás construyendo el iglú por diversión, puedes comprar moldes en una tienda o conseguirlos en tu casa.
    • Debido a que la nieve se pega y el diseño del iglú es muy variable, cava el zanja por adelantado pero corta los bloques conforme los vayas necesitando. Esto te dará más control sobre el acomodo de las piezas.
    • Para hacer tus propios moldes, clava cuatro tablas en cuatro ángulos perpendiculares (en otras palabras, construye una caja sin parte superior ni inferior). Los contenedores rectangulares, como los de basura, también son buena idea.
  3. Cava un zanja de entrada. La entrada siempre es la parte más baja del iglú para que el aire frío, el cual tiende a bajar, pueda ser empujado hacia afuera mientras que el aire caliente, el cual tiende a subir, se queda dentro. La zanja debe ser de al menos 2 pies (.6m) de ancho para que tu cuerpo entre fácilmente.
    • Si trabajas en una pendiente, simplemente cava una zanja horizontal hacia dentro de la pendiente formando la parte inferior de tu iglú
    • Si trabajas sobre una superficie sin inclinación, cava una zanja hacia abajo y con cierto ángulo formando lo que más adelante será la habitación principal de tu iglú. Cava con poca inclinación (para que sea sencillo entrar y salir del iglú) pero con profundidad; entre más profundo comiences a construir tu iglú, lo más altas serán tus paredes (y los menos bloques tendrás que hacer y apilar encima).
    • No caves tan profundo que llegues a la tierra. La nieve es un excelente aislador y debe cubrir todo el interior.
  4. Cava y llega hasta la plataforma para dormir. La plataforma para dormir debe ser tan profunda como se pueda pero aun así más alta que la entrada del iglú para mantenerte cálido (Los lados de esta área formarán la base de las paredes de tu iglú). La plataforma debe ser al menos 15 centímetros más amplia que tú en todos sus lados para asegurar que puedas dormir cómodamente; aunque recuerda, que entre más grande sea el interior del iglú, más alto y ancho deberá ser el domo. Si construyes una sola plataforma, hazla perpendicular a la entrada; si construyes dos, hazlas paralelas a la entrada y pon una de cada lado. A menos que te sientas cómodo haciendo un iglú enorme, no es recomendable hacer 3 plataformas. Asegúrate de dejar un espacio entre la entrada del iglú y la plataforma para que puedas entrar y salir fácilmente.
    • Si cavas el iglú con suficiente profundidad para que la cabeza de la persona que dormirá ahí aun quede algunos pies debajo de la parte más alta de nieve (sin contar las paredes), haz la plataforma más corta de lo que debe estar y luego, cuando el iglú esté terminado, retira nieve de las paredes para alargar la plataforma.
  5. Nivela la parte superior de las paredes escarbadas si es necesario. Esto hará que apilar el hielo y hacer las capas sea mucho más fácil. Si la parte superior de la nieve está demasiado inclinada, nivélala con escalones (para conservar tanta pared como se pueda); Los escalones en forma de L se pueden llenar fácilmente con bloques de nieve cuando llegue la hora.
  6. (Temporalmente) bloquea la zanja de la entrada con bloques de nieve. Esto te permitirá apilar bloques de nieve encima de la entrada sin riesgo de colapsarse. Asegúrate de que la parte superior esté a una altura que mantenga el nivel de los primeros bloques.
    • Si estás trabajando con alguien más, deberás encerrarlo por el momento.
  7. Acomoda el primer anillo de bloques. Debido a que estarás juntando bloques para formar un círculo, deberán quedar espacios triangulares en las orillas; conforme lo vayas haciendo, llena estos espacios con nieve no solo para que las piezas se acomoden mejor, sino para asegurar la estabilidad de la estructura.
  8. Acomoda el Segundo anillo de bloques encima del primero. Acomoda los bloques como lo harías con ladrillos y continúa llenando los espacios.
  9. Agrega capas adicionales encima, esta vez acomodando los bloques ligeramente hacia adentro para que las paredes vayan formando un domo.
    • Conforme subas, utiliza bloques más pequeños.
    • Tener una persona adentro y otra afuera te ayudará a gauge los ángulos.
  10. Inserta el bloque final. Corta un bloque que sea ligeramente más largo que el orificio de la parte superior de tu iglú. De ser posible, que dos personas lo carguen y lo acomoden encima del iglú. La persona dentro del iglú deberá cortar el pedazo como sea necesario hasta que entre libremente en el orificio. Si estás trabajando solo, recorta el pedazo hasta que puedas entrar al iglú.
    • Si hay solo una persona afuera del iglú, será necesario que se recargue en las paredes del iglú para insertar la pieza. A pesar de que las paredes deben de poder soportar tu peso, recuerda que el bloque final es lo que realmente vuelve fuerte a un iglú y siempre hay una posibilidad de que se colapse con tu peso al estar incompleto.
  11. Corta una entrada en los bloques de la zanja. No solo retires los bloques, sino asegúrate de cortar un arco en los bloques para hacer la estructura tan fuerte como puedas.
  12. Termina las paredes interiores. Alisa el domo interior tanto como puedas y talla unas ranuras longitudinales para permitir que la nieve que se derrita fluya hacia abajo sin gotear. De ser necesario, corta el bloque superior y alarga tu plataforma para dormir cavando en la reserva de nieve debajo de los bloques de nieve.
  13. Construye habitaciones extra si quieres. Repite este proceso y pega las nuevas estructuras contra las otras para unir las habitaciones.
  14. Bloquea la entrada parcialmente antes de dormir para evitar sofocarte. Meter una mochila (o incluso una bolsa de basura llena de nieve) en la entrada con unas cuantas pulgadas de espacio por todos lados evitará que la nieve llene la entrada mientras duermes y corte tu entrada de oxígeno. También puedes cavar un hoyo pequeño para el oxígeno en la parte superior o lateral del iglú, pero recuerda que éste se llenará fácilmente durante una tormenta de nieve.

Consejos

  • Consigue un compañero si es posible. Si bien es cierto que un iglú se puede construir por una persona, es mucho más sencillo si una persona trabaja desde adentro y la otra desde afuera – especialmente al colocar el bloque final (superior).
  • Selecciona bien tu nieve. Debe de ser comprimible. Además, si había mucha escarcha justo antes de la nieve y la capa inferior está medio derretida, no será cómodo sentarse dentro del iglú.
  • consigue una manta para picnic a prueba de agua para que puedas estar más cómodo.
 

Advertencias

  • La nieve es pesada; no construyas solo en caso de que el iglú se colapse.
  • No prendas una fogata dentro el iglú. El calor corporal y la ropa adecuada te mantendrán cálido sin necesidad de encender una fogata – sin mencionar el hecho de que el fuego puede consumir tu oxígeno. Una vela es más segura.
  • Es seguro utilizar pequeñas estufas si el iglú es grande y está bien ventilado, pero utilízalo con moderación para calentar agua, no para calentarte a ti. Además, trata de colocar la estufa en donde las fumes fluyan fuera del iglú (ejemplo, encima del nivel de tu cabeza y debajo del hoyo de ventilación).
  • No viertas agua sobre las paredes del iglú para intentar congelarlas y endurecerlas. Esto disminuirá la capacidad de aislar de la nieve.
  • Construir un iglú no es la manera más conveniente de hacer un refugio en una situación de supervivencia.

Cosas que necesitarás

  • Muchísima nieve – 25 centímetros de profundidad como mínimo.
  • Pala
  • Sierra de mano o para nieve
  • Sonda para nieve o palo largo
  • Vestimenta adecuada
  • Hacha para nieve / pico (opcional)
  • Pala para nieve (opcional)
Теги:
ТОП