Cómo manejar en hielo

Опубликовал Admin
Manejar en invierno no sólo implica convivir con la nieve, el hielo también se hace presente. El hielo negro (en la carpeta) es peligroso, pues es invisible e inesperado (el término "hielo negro" se usa por el color de la carpeta, que es negra). Sin embargo, puedes tomar las precauciones debidas a medida que aprendas cómo convivir con las cuestiones de invierno.

Pasos

  1. Entiende que el hielo negro es un hielo común. Es un recubrimiento que se forma en la superficie (especialmente en avenidas, banquetas y calles) por el congelamiento de una lluvia o el congelamiento de la condensación de agua o nieve en alguna superficie. Se le llama "hielo negro" por el color de la carpeta, sin embargo es claro. El hielo negro es peligroso porque no se distingue fácilmente.
  2. Identifica en donde se presenta el hielo negro. El hielo negro se forma en el punto de congelamiento. En algunas ocasiones, el calor de las llantas derrite la nieve y la temperatura baja forma el hielo negro. Revisa los pronósticos climáticos.
    • El hielo negro se forma comúnmente en las noches o temprano por la mañana cuando la temperatura no ha ascendido.
    • El hielo negro tiende a formarse en los caminos sin sol, como en calzadas cubiertas con árboles o en los túneles. También en carreteras poco transitadas.
    • También se forma en puentes, desniveles y pasos peatonales. Esto debido a que el aire frío es capaz de congelar arriba y abajo del Puente o desnivel, provocando una rápida congelación.
  3. Identifica cuándo está presente. Este se forma en los atardeceres y en la madrugada. Con la luz del día los caminos tienden a estar tibios, dificultando la formación. Sin embargo, el dificultar no implica que "nunca" se forme, por lo que debes estar preparado para encontrar hielo negro.
    • Verifica las señales del hielo negro. Si vas manejando y ves que los carros se mueven sin voluntad, es probable que la razón sea el hielo negro.
  4. Aprende a notar el hielo negro – algunas veces. Dado que el hielo negro es transparente, en ocasiones se ve con la iluminación adecuada – si quieres distinguirlo. El hielo negro normalmente se forma como recubrimiento de hielo muy delgado y brilloso. Una superficie brillosa es una superficie potencial de hielo negro. Si vas manejando y la pista se ve opaca, pero en tu próxima cercanía se ve brillosa, entonces es probable que haya hielo negro, no te alarmes, sigue estas instrucciones.
    • Esta técnica para hacer notar la presencia de hielo negro no funciona por las noches.
    • Si no te es familiar el acabado brilloso, visualiza un vehículo nuevo negro y compáralo con otro igual pero usado.
    • No siempre es fácil ver el hielo negro, pero buscarlo no es peligroso. Esto te ayudará a enfocarte en condiciones poco favorables. Sólo asegura visualizar tus alrededores siempre.
  5. Trata de practicar en superficies resbalosas. Si te es posible, (con un conductor experto en invierno) practica en lugares cercanos pero sin tráfico. Encuentra un gran estacionamiento con hielo. Maneja en el hielo y practica frenando en hielo. Entiende cómo se comporta y se maneja tu vehículo bajo estas condiciones. Conoce que los frenos ABS se sienten como si los tuvieras. ¡Practicar bajo condiciones seguras es divertido!
  6. Convive con el hielo negro Si estas en esta condición, relájate, no sobre reacciones. La regla general es hacer lo menos posible y dejar que el vehículo salga de esa zona. No pises el freno o mantengas el volante fijo. Si sientes que tu vehículo coletea a la izquierda o derecha, gira un poco el volante en la misma dirección. Si giras en la otra dirección, empezarás a deslizarte sin control (lee, que hacer si esto sucede, abajo).
  7. Desacelera soltando el pedal. Si sueltas el acelerador por completo y no mueves la posición del volante. Reducir la velocidad te dará más control y podrás prevenir accidentes.
    • No pises el freno. Si lo haces, empezarás a deslizarte. La idea es desplazarse sobre el hielo en la dirección estipulada en el volante, normalmente los cúmulos de hielo negro no son más grandes a 6 metros.
  8. Si puedes, baja de cambio. Los cambios bajos te dan más control.
  9. El hielo negro es invisible, pero puedes conducir por áreas de más tracción. Estas áreas pueden ser de hielo texturizado, áreas cubiertas de nieve, áreas con arena, etc.
  10. Si deslizas o pierdes tracción, permanece calmado. Con suerte y no vas rápido, lo que simplifica las cosas, el hielo negro está segmentado, por lo que tus llantas no tardan en agarrar tracción. Usa los frenos lo menos que puedas, sin embargo, si estas deslizándote mucho, tal vez los necesites como sigue:
    • Si tienes un Sistema de frenos Anti Bloqueo (ABS), sólo pon tu pie en el pedal y la bomba empezará a frenar por ti mientras deslizas.
    • Si no tienes ABS, presiona suavemente mientras te deslizas.
    • Dirige al volante en la dirección en la cual quieres ir.
  11. Si vas a salir del camino, trata que sea en una planicie, en donde el daño a tu vehículo sea menor. Tal vez no tengas opción, pero tal vez sí, inténtalo.
  12. Una vez en el hielo negro, mantente tranquilo. El pánico no te va ayudar a salir con éxito de la situación. Si permaneces manejando, hazlo despacio y avisa a los demás poniendo las luces de emergencia, éstas son las intermitentes.
  13. Sal del camino tan rápido como puedas, es mejor esperar un poco en una parada de descanso o incluso en la lateral del camino hasta que echen sal o arena que convivir con los accidentes. También te da tiempo de reponerte del susto. Toma una bebida caliente y relájate un momento.
    • Si estas en medio de un caos: Que es raro encontrarlos, pero los ha habido, en donde los accidentes se dan por montones en las autopistas. Deberás decidir si te quedas dentro del vehículo (en donde tienes cierto nivel de protección), o salirte (cuando hay más vehículos deslizándose y el clima puede estar helado) como protección. Considera el lugar, si tu ropa es apropiada al clima y tus habilidades físicas.
  14. Evita o prevén estar en contacto con el hielo negro. Hay una serie de cosas que puedes hacer para evitar el hielo negro. Mientras sepas como conducirte, que esa es la prioridad, algo que puedes hacer es:
    • Viaja despacio. No aceleres en condiciones congeladas o perderás el poco control que tengas.
    • No te deslices.
    • Mantén tu parabrisas libre de hielo, nieve, mugre y cualquier cosa que evite una visibilidad apropiada. Por favor, no uses el limpia parabrisas, no quita la nieve ni el hielo. Usa una especie de espátula para quitar el hielo del cristal antes de usar este.
    • Enciende tus luces principales en la tarde para que puedas ver si se formó el hielo negro.
    • Verifica el desgaste de las llantas. El desgaste provoca accidentes en cualquier condición y no garantiza la tracción cuando se necesita. Más aún, considera usar aditamentos para llantas de nieve.
    • Es importante que recuerdes, evita manejar en condiciones de hielo potencial con el sistema de conducción activado (cruise control).

Consejos

  • Coloca los aditamentos a las llantas antes de que la temperatura caiga y forme el hielo negro. Esto se vuelve relevante si vas a manejar en áreas en donde no conoces ni el clima ni la condición del camino.
  • Caminar o andar en bicicleta sobre hielo negro es muy peligroso y puede que te caigas al suelo. Los ciclistas deben tener aún más precaución pues pueden caer dentro del tráfico y eso tiene consecuencias fatales.
  • Si tienes frenos ABS, aprende cómo operan estos en tu vehículo, para que cuando los apliques, no te asustes y aprendas a distinguir si tienes un deslizamiento o estas en control.
  • No hagas movimientos bruscos en situaciones de hielo, giros repentinos, aceleradas o frenadas, son fuentes de perdida de tracción. Para manejar correctamente en condiciones de invierno, imagina que hay un huevo en el pedal del freno y otro en el del acelerador. Procura mantener esos huevos intactos, así aprenderás a conducir en condiciones de hielo.
  • No manejes y hables por celular y no te distraigas con la radio. Pon atención al frente y sus alrededores o serás parte de una estadística.
  • Si el clima es malo y las condiciones propensas para formar hielo negro, procura quedarte en casa y no conduzcas.

Advertencias

  • Los vehículos 4x4, SUVs, vans y camionetas de trabajo, tienen el centro de gravedad un poco elevado e inestable, así que un deslizamiento lateral, con un obstáculo en el camino, hará que el vehículo vuelque. Tú no deseas eso, por lo que debes conducir despacio.
  • No uses el sistema de conducción activado (cruise control) en condiciones de hielo o nieve. Necesitas tener el control todo el tiempo.
  • Si estas confundido en cuanto a deslizar el frente o el coleteo: "Si ves el frente de tu auto girando a la derecha o izquierda, gira suavemente el volante en la dirección 'opuesta' " (Deslizamiento frontal). Esto es lo mismo que: "Si sientes que coleteas a la derecha o izquierda, gira suavemente el volante en la 'misma' dirección (esto es un coleteo)".
  • Recuerda que la no tracción es el no control. Incluso si tu vehículo es un Cross Over, AWD, 4WD o SUV, una vez que pierdes la tracción, el vehículo no puede ayudarte. Maneja con precaución, no importa las atribuciones de tu vehículo.

Cosas que necesitarás

  • Llantas para la nieve
  • Luces principales en operación.
  • Experiencia en condiciones de invierno.
Теги: