Cómo mantenerse despierto en la escuela

Опубликовал Admin
A veces, puede parecerte imposible poder mantenerte despierto en la escuela. Esto podría ser porque te aburres en clase o porque estás exhausto a causa de una noche larga de estudio para un examen importante. Esto no es un problema sólo porque no estás aprendiendo por estar quedándote dormido, sino que además porque podrías poner en riesgo tu calificación por estar durmiéndote frente a tus profesores. Si te gustaría saber cómo mantenerte despierto y alerta durante la escuela, sigue estos simples consejos.

Mantente despierto durante la clase

  1. Interactúa con tu profesor. Aunque el interactuar con tu profesor puede sonar como lo último que quieres hacer cuando tus ojos se caen como bolsas de arena, mantener una buena relación con tu profesor antes y durante la clase ayudará a mantenerte alerta. Esto no sólo hará que no te duermas, sino que además tu profesor estará impresionado con tu participación.
    • Saluda a tu profesor cuando entres al salón. Establece un nivel de comunicación antes de que inicie la clase. Esto también evitará que te acurruques en la silla tan pronto como entres al salón.
    • Siéntate al frente, cerca de tu profesor. Aunque esto pudiera parecer una mala idea, puedes estar más motivado a mantenerte despierto y participar durante la clase si estás más cerca de tu profesor. Además podrás escuchar mejor a tu profesor.
    • Responde las preguntas durante la clase. Haz el hábito de levantar tu mano para responder las preguntas durante la clase. Establece la meta de responder al menos tres o cuatro preguntas por clase. Esto reforzará tu atención y podrás involucrarte en la discusión.
    • Si estás confundido sobre algo, no tenga miedo de hacer preguntas. Si tu profesor es abierto con las preguntas, haz una o dos preguntas cuando no tengas claro un concepto. Esto hará que estés más comprometido con la discusión en clase.
  2. Interactúa con tus compañeros – cuando el tiempo sea el adecuado. Tus compañeros también pueden ayudarte a mantenerte despierto durante la escuela. Aunque no debes estar platicando con tus compañeros mientras tu profesor está hablando, habrá oportunidades para hacer que tus compañeros te ayuden a estar alerto. Esto es lo que puedes hacer:
    • Habla con un compañero antes de que inicie la clase. En lugar de acomodarte en la silla y dormirte, habla con uno de tus compañeros sobre la tarea o incluso sobre sus planes para la semana.
    • Aprovecha el trabajo grupal. Si estás trabajando en grupos o en parejas, sé un participante activo para poder mantenerte alerta.
    • Siéntate cerca de los estudiantes que participan. No quieres sentarte cerca de los estudiantes platicadores que pueden distraerte, si te sientas cerca de alguien que participa demasiado su voz te mantendrá despierto. Esto también evitará que te duermas porque sabrás que tu profesor está mirando frecuentemente en tu dirección.
  3. Toma mejores notas. En la mayoría de las clases, vas a pasar mucho tiempo tomando notas. A pesar de que esto pueda parecer como un plan para quedarte dormido incluso antes de lo que pretendías, si haces tu mejor esfuerzo para tomar notas, lo más probable es que te mantengas despierto. Así harás que el tomar notas te mantenga dormido:
    • Toma notas muy detalladas. Entre más detalles estén tus notas, más cuidadoso tienes que se durante la clase. Si te estás quedando dormido, es imposible que escuches a tu profesor.
    • Lee tus notas de vez en cuando. Usar la parte de “lector” de tu cerebro en lugar de la parte de “oyente” hará que cambies de marcha cuando la clase empiece a ponerse muy monótona.
    • Usa plumas y marcadores de distintos colores. Usa plumas diferentes para escribir las diferentes partes de la clase o simplemente cambia de pluma cuando te apetezca. Saca tus marcadores y úsalos de vez en cuando para mantenerte despierto.
    • Si te mantiene despierto, decora los márgenes de tus páginas. Sólo procura que esto no le moleste a tu profesor.
  4. Mantén tu cuerpo alerta durante la clase. Mantener tu mente alerta es sólo la mitad de la batalla. Para mantenerte verdaderamente despierto, tienes que asegurarte de que tu cuerpo también lo esté. Aunque no podrás correr en círculos o saltar a mitad de tu clase de Inglés, hay algunas cosas que puedes hacer para mantener a tu cuerpo alerta.
    • Siéntate derecho en la silla. Si no te sientas muy atrás, será menos probable que te duermas.
    • Mueve tus hombros.
    • Mueve tu cabeza en círculos para estirar tu cuello.
    • Estira tus muñecas.
    • Si te está costando mucho mantenerte despierto, jala los lóbulos de tus orejas o incluso puedes pellizcar tus muslos o antebrazos. En un momento desesperado, puedes incluso morderte ligeramente en el área debajo de tu lengua.
    • Chupa una pastilla de menta o para la tos, si eso no le molesta a tu profesor. Aunque la goma de mascar tal vez no esté permitida en tu escuela, masticarla te hará sentir despierto.
    • Cruza tus piernas y mueve la pierna cruzada.
    • Si tu cuerpo sigue quedándose dormido, discúlpate y sal a caminar por el pasillo para beber agua o ir rápido al baño y mojar tu cara con agua fría.
    • Mantente hidratado. Si tu maestro te da permiso, bebe agua de una botella y tu cuerpo se sentirá más alerta.

Mantente despierto fuera de clase

  1. Come meriendas saludables. Tener bocadillos para comer durante el día en tu bolso o casillero evitará que te sientas demasiado cansado y te dará un poco de energía en el momento adecuado. A veces pueden pasar hasta seis horas desde el desayuno hasta la comida, y comer un bocadillo durante el día evitará que te quedes dormido porque tu cuerpo está cargado de energía. Aquí hay algunos bocadillos a considerar:
    • Frutos secos, como almendras, anacardos o nueces.
    • Fruta, como manzanas, plátanos o uvas.
    • Verduras, como palitos de zanahoria o de apio. Puedes cargar un poco de mantequilla de cacahuate en un contenedor para acompañar.
    • Una barra de granola.
    • A menos que tu escuela tenga una máquina expendedora muy saludable, evita comprar ahí. La mayoría de las máquinas expendedoras están llenas de alimentos con demasiada azúcar o sal como para tener un efecto saludable en tu nivel energético.
  2. Coma algo saludable en la cafetería. Aprovecha tu descanso para la comida y dale a tu cuerpo el combustible para que pueda sobrevivir al resto del día. Debes comer algo saludable y balanceado. Tus bocadillos son para evitar que tengas demasiada hambre, comas de más y te sientas cansado inmediatamente después de comer. Aquí está lo que debes hacer:
    • Empaca tu comida, si tienes tiempo. Esto asegurará que comas algo saludable y también te dará tiempo para digerir tu comida en lugar de pasar la mitad del período para comer esperando en la línea de la cafetería.
    • Evita la comida grasosa o con mucha azúcar.
    • Come una ensalada saludable con frutas y nueces, o un emparedado con pan integral. Acompáñalo con un yogurt o plátano.
    • Si necesitas más cafeína, toma té negro.
    • Cuando estés en la comida, procura interactuar con tus amigos lo más que puedas para que tu mente esté comprometida. Tomate el tiempo para reír, juguetear y ayudar a que tu mente se relaje.
  3. Encuentra tiempo para estar físicamente activo durante los descansos. Aunque tal vez no tengas mucho tiempo entre tus clases, puedes aprovechar el tiempo que tienes para moverte lo más que puedas. Estar físicamente activo no es la única manera de decirle a tu cuerpo que ya no está dormido. Esto es lo que también puedes hacer:
    • Si llegas temprano a la escuela, toma una o dos vueltas por los pasillos para que fluya tu sangre y aumente tu ritmo cardíaco. Incluso puedes caminar una vuelta alrededor de tu escuela para tomar aire fresco.
    • Si tienes tiempo de sobra cuando estés cambiando de clase, toma el camino más largo o camina un poco por el pasillo.
    • Elige ir por las escaleras cuando puedas.
    • Si llegas temprano a la cafetería, camina alrededor del cuarto – sólo asegúrate de no molestar a tus profesores.
    • Si estás en clase de gimnasia, no te quejes. Mejor, da tu mejor esfuerzo en cualquier deporte que estés practicando. Eso no sólo mejorará tu calificación, sino que también mejorará tu nivel energético.
  4. Mantente alerta en los recesos. Cuando estés en un receso entre clases, debes enfocarte en hacer más actividad física, pero también hay otras cosas que puedes hacer para aprovechar tu tiempo fuera del salón de clases. Aquí hay algunas:
    • Empieza una conversación con un amigo. Entre más emocionado estés por la conversación, más alerta estará tu mente.
    • Toma un paseo rápido al baño. Moja tu cara con agua fría.
    • Llega temprano al salón de clases y siente el aire fresco de una ventana abierta.
    • Abre tu casillero. Incluso si sólo necesitas un libro, abrir tu casillero hará que mantengas tus manos ocupadas y tu mente alerta.

Prepárate para un buen día escolar

  1. Come un desayuno saludable. No subestimes el poder de un desayuno saludable. Un desayuno saludable mejorará tu rendimiento durante todo el día y te dará más energía para poder manejar tus clases y cualquier otra cosa que la escuela te exija. Comer un desayuno saludable no toma mucho tiempo y hará que estés más alerta. Aquí está lo que debes comer:
    • Come alimentos altos en proteína, como huevos, jamón o pavo.
    • Come frutas y verduras. También puedes beberlas en un licuado saludable.
    • Come alimentos con carbohidratos, como avena, granola o pan tostado.
    • Come yogurt. Evita beber demasiada leche porque eso hace que te sientas con sueño.
    • Si estás muy cansado, prueba con la cafeína. Si todavía estás en la escuela, es probable que no estés acostumbrado a la cafeína, así que procura ingerir pequeñas dosis. El té negro es mejor pero una taza pequeña de café también te ayudará. Evita los refrescos y las bebidas energéticas a menos que estés realmente desesperado por un levantón, porque esto hará que te sientas sin energía después de un breve repunte en tu nivel energético.
  2. Establece una rutina matutina sólida. Tener una rutina sólida por las mañanas que realices todos los días te ayudará a entrar en el estado físico y mental correcto para empezar un día escolar largo. Poder levantarte en la mañana sin problemas hará que empieces con el pie derecho tu día escolar.
    • Descansa lo suficiente el día anterior. La mayoría de las personas necesitan entre 6-8 horas de sueño. Si duermes de más o no duermes lo suficiente, te sentirás cansado todo el resto del día. Acuéstate y despiértate a la misma hora todos los días.
    • Despiértate al menos una hora antes de ir a la escuela. Esto podría escucharse doloroso porque la escuela empieza temprano, pero el estar más alerta cuando entras a la escuela hará que te mantengas así. Si te levantas de la cama y te vas directamente al autobús escolar, seguirás medio dormido cuando tu día empiece.
    • Toma una ducha fría y refrescante. Prende las luces y cántate a ti mismo. Esto ayudará a que tu cuerpo despierte.
    • Estimula tu mente. Lee el periódico por las mañanas o incluso navega el internet buscando algún artículo o dos. Esto ayudará a mantener tu mente activa.
    • Escucha a tu canción favorita.
  3. Prepara tu mente para un gran día escolar. Estar mentalmente preparado para el día escolar te ayudará a estar mentalmente alerta por las ocho o más horas que pasarás en la escuela. Debes hacer cualquier cosa que puedas para asegurar que estás preparado, positivo y listo para los retos que se avecinan en la escuela.
    • Prepárate para la escuela. Haz todas tus tareas una tarde antes para que no termines muy tarde o te apresures haciéndola por la mañana y termines haciéndolas de baja calidad por estar trabajando muy rápido.
    • Ten un plan. Cuando te estés levantando, piensa en las clases, los exámenes, pruebas o eventos que tendrás. Saber lo que harás en el día te ayudará a estar alerto en cada compromiso que tengas.
    • Siéntete positivo con ir a la escuela. Esto puede parecer difícil, pero debes darte a ti mismo al menos tres razones para ir a la escuela, como por ejemplo ir a tu clase de inglés que es muy divertida, o incluso platicar con tus amigos durante el descanso.

Consejos

  • Si puedes masticar chicle en clase, procura masticar un chicle con sabor fuerte como menta. Esto te ayudará a mantenerte despierto. ¡Pero pregúntale primero a tu profesor!
  • Procura no sentirte desesperado por salir de clase, porque sentirás que el tiempo pasa más lento.
  • Si está frío afuera, pregúntale a tu profesor si puedes abrir la ventana. El aire frío te mantendrá despierto.
  • Procura ejercitarte por las mañanas. Esto te dará energía y te hará sentir menos somnoliento. Procura ir a la escuela en bici, caminando o incluso en patineta. Hay algunas maneras fáciles de ejercitarte por las mañanas.
  • Cuando sientas que necesitas bostezar, respira profundamente y sacúdete a ti mismo.
  • Piensa en una buena razón para mantenerte despierto. Procura encontrar una cosa de la clase en la cual estés realmente interesado y quieras aprender.
  • Aprovecha cualquier oportunidad para pararte durante la clase. Ofrécete para pararte a realizar a alguna actividad o sacarle punta a tu lápiz si lo necesitas.

Advertencias

  • Beber café o refresco tal vez te mantenga despierto durante los primeros 10 minutos de clase pero te hará sentir cansado durante el resto del período. Asegúrate de saber cómo reaccionarás ante la cafeína antes de probarla en clase.
  • Dormirte en clase podría meterte en problemas serios y arruinar tus probabilidades de aprobar la clase y graduarte.
Теги:
ТОП