Cómo romper tablas sólo con las manos

Опубликовал Admin
384
0
Tú también puedes aprender el arte marcial favorito de todos. Romper tablas es una forma divertida de desarrollar la velocidad, el poder, y control en tus golpes, sin que sea del todo difícil. Aquí como hacerlo.

Pasos

  1. Elige sabiamente tu tabla. La mayoría de las escuelas usan pino blanco suave de 6 x 9 x 1 pulgadas; corta estas de un tablón de 9 pulgadas por 1 pulgada, disponible en cualquier maderería. Busca una tabla que esté seca y que sea vieja. La madera dura es mucho más difícil de romper. También puedes comprar tablas especiales que son reutilizables en alguna tienda de artes marciales. Hay algunas pequeñas diferencias y son más caras, pero si deseas practicar mucho son una buena inversión.
  2. Fíjala. Las personas avanzadas en las artes marciales pueden romper tan rápido una tabla que esté suelta o flotando que no le dan tiempo ni para moverse; pero como principiante, querrás un objetivo fijo. La mejor forma es con la ayuda de un humano que tenga al menos la misma fuerza y peso que tú, y que él o ella te detenga la tabla donde puedas pegarle.
  3. El golpe con el que debes comenzar es uno en un ángulo de 45 grados, con la tabla objetivo sostenida en un ángulo de 45 grados un poco arriba de la cintura. Este ángulo y posición hacen que sea más fácil poner tu peso corporal en el movimiento. Golpea la tabla con un golpe directo con la base de la mano.
  4. La tabla debe ser sostenida con las vetas paralelas a tus dedos. Si golpeas la tabla de lado, es más probable que te lastimes a que tengas éxito.
  5. Pon en blanco tu mente. Relájate, no pienses en el éxito o fracaso. Toma aire para calmarte. Concéntrate primero, a menos que estés demasiado débil o enfermo (en dado caso no deberías estar rompiendo tablas), la preparación mental es el aspecto más importante de la técnica.
  6. Ahora concéntrate en el objetivo. El tener éxito al romper la tabla se trata menos de la fuerza aplicada y más de poner toda esa fuerza en un sólo punto de tu elección.
  7. Golpea el objetivo. No te enfoques en la tabla en sí; si haces eso, tu mano tenderá a detenerse ahí. Enfoca tu golpe seis pulgadas más allá de la tabla.
  8. Concéntrate en la velocidad no en la fuerza. No estás tratando de empujar la tabla, estás tratando de golpearla lo más rápido posible.
  9. Grita. El grito que los practicantes de las artes marciales emiten cuando golpean no es sólo por hacer un espectáculo ni para asustar al oponente. La contracción del diafragma y de los músculos del torso pueden ser utilizados para poner más fuerza en el golpe.
  10. Da el todo. Comprométete con tu golpe. No dudes, no pienses, sólo hazlo.
  11. Sigue adelante. No intentes detener tu mano después de romper la tabla; relájate y deja que el movimiento termine por sí mismo. Si tratas de contenerte, te tensarás y tú mismo te estarás restando fuerza. El conocimiento mental es la clave para el éxito.
  12. Si te preparas mentalmente y te comprometes completamente con el golpe, “triunfarás”. Incluso los chicos preadolescentes tienen la capacidad física de romper tablas; para cualquier adulto con una salud razonable, todos los obstáculos son mentales.  

Consejos

  • La siguiente ruptura más fácil, después del golpe con la palma de la mano, probablemente sea con el borde de la misma. Para este, la tabla debe ser sostenida verticalmente entre el pecho y el cuello. Haz el primer contacto con la parte más gruesa de la orilla de tu mano, no con tus dedos.
  • Una vez que hayas dominado una tabla, puedes pasar a usar dos. Las tablas son más difíciles de romper cuando se sostienen juntas que cuando se sostienen separadas, pero tanto el que la sostiene como el que golpea se encuentran en mayor riesgo cuando las tablas están separadas. Otra vez, no golpees la orilla de la tabla.
  • Si no logras romper la tabla toda la energía cinética que habías generado rebotará de regreso a tu mano y brazo. Por ello, entre más fuerte golpees, las oportunidades de romper la tabla aumentan y se reducen las posibilidades de que salgas herido.
  • Si todo esto falla, haz karate, taekwondo u otra arte marcial por unos cuantos años; habrás sido instruido después de estos años.
  • Para tener en la mejor posición el objetivo, haz que la persona que sujeta la tabla se arrodille en el piso, sosteniendo la tabla alzada frente a él.

Advertencias

  • ”No jales tu golpe”. La forma más común de fallar de los principiantes es por tener miedo de que al contacto con la tabla se lastimen, por lo que jalan el golpe justo antes de hacer contacto. Lo que lo hace interesante, ya que es la forma más segura de salir lastimado.
 
Теги:
ТОП