Cómo preparar un batido vegetal

Опубликовал Admin
199
0
Los batidos pueden ser muy saludables, en especial si los preparas tú mismo. Los batidos de vegetales se centran en estos alimentos, por lo que tienen muchos nutrientes y fibra. Si te parece que no son muy sabrosos, deberás tener en cuenta que estos también contienen frutas frescas que equilibran el sabor.

Elegir los ingredientes

  1. Elige los vegetales. Podrás usar cualquier combinación de vegetales de hoja que desees, siempre y cuando abarquen alrededor de 1 taza (150 g). Elige algunos como la espinaca, la col rizada, la col berza, la lechuga romana, la acelga y el diente de león. Estos le brindarán la base nutricional al batido.
  2. Elige un líquido. El líquido es importante en un batido. Si no le agregas ninguno, este estará demasiado espeso. Podrás usar algo tan sencillo como un vaso de agua. No obstante, también podrás usar leche de almendra o de soya, así como el agua y la leche de coco. Incluso podrás usar leche común o café.
    • Usa una cantidad de líquido equivalente a la de los vegetales; es decir, 1 taza (240 ml).
  3. Elige las frutas. Estas le darán sabor al batido y lo endulzarán, y también aportarán nutrientes adicionales. Podrás usar la combinación que desees, la cual podría incluir a las bananas, las fresas, los arándanos, el mango, la naranja, las manzanas, la piña y el aguacate.
    • Necesitarás aproximadamente una taza y media (230 g) de fruta.
    • Puedes agregar una fruta cremosa y otra con sabor fuerte. Por ejemplo, el aguacate y la banana son cremosos, y el mango es espeso y con pulpa; mientras que la naranja, la piña y las fresas agregan un sabor marcado.
    • Las frutas congeladas son una adición grandiosa para los batidos. Estas son baratas y podrás agregarlas congeladas. No obstante, deberás usar partes iguales de fruta congelada y fresca, ya que el batido no deberá estar demasiado frío o espeso.
  4. Agrega elementos que lo enriquezcan. También podrás agregar aderezos que aporten otros nutrientes y proteínas. Por ejemplo, podrás usar semillas de chía, semillas de linaza molidas en un molinillo de café, mantequilla de almendra, semillas de cáñamo o acai en polvo. Agrega un poco de canela o cocoa en polvo para darle más sabor.
    • También podrás usar avena remojada durante toda la noche o jengibre fresco.
    • El cardamomo, la nuez moscada y la cúrcuma pueden brindar sabores agradables. Recuerda usar un poco de sal para así mejorar los sabores.
  5. Elige los edulcorantes que desees. Podrás usar cualquiera si prefieres que el batido sea un poco más dulce. Podrás agregar la cantidad que gustes de miel, jarabe de agave, azúcar de fruta del monje, azúcar blanca común, stevia o un poco de zumo de fruta.

Licuar el batido

  1. Primero vierte el líquido. Deberás agregarlo primero para que todos los demás ingredientes tengan una base con la cual mezclarse. Viértelo en la licuadora y luego agrega los demás ingredientes. Recuerda que la proporción será 1 taza de líquido por cada taza de vegetales, si vas a medir estos últimos de esta manera.
  2. Corta los vegetales y las frutas. Esto permitirá que puedan licuarse todos los pedazos con mayor facilidad. Córtalos en pedazos de aproximadamente 2,5 cm (1 pulgada) o más pequeños.
  3. Ahora agrega las frutas y los vegetales. La fruta fresca deberá mezclarse con el agua. Si vas a usar fruta congelada, deberás agregarla un poco después. Añade los pedazos de las frutas cremosas y con sabor marcado; no tendrás que agregarlas de forma separada. Los vegetales deberán agregarse sobre las frutas, ya que esto evitará que atore la licuadora.
    • Por otro lado, podrías agregar solo los vegetales y el líquido hasta que adopten una consistencia uniforme, y luego verter la fruta. Podrás experimentar para así saber qué funciona mejor con tu licuadora.
    • Agrega cualquier otro ingrediente sobre los vegetales.
  4. Primero usa el botón de pulso. Esto ayudará a mover la mezcla y descomponer la fruta y los ingredientes similares, así evitarás que se atoren. Luego de usar el botón varias veces, podrás proseguir con el licuado.
  5. Licúa la mezcla. Deberás empezar en una configuración baja. Al igual que el pulso inicial, una velocidad baja ayudará a mezclar los ingredientes sin que se queden atorados a los costados. Luego de haber licuado en velocidad baja por alrededor de 30 segundos, podrás empezar a hacerlo en velocidad alta. Sigue licuando hasta que la mezcla esté totalmente uniforme.
    • Si tienes dificultades para licuar el batido, podrás agregar un poco más de líquido, el cual ayudará a licuarlo de manera más uniforme.
  6. Agrega la fruta congelada o hielo. Si te gusta tomar batidos muy fríos, podrás agregar un pedazo de hielo al final. En este punto, también deberás agregar la fruta congelada. Licúa todo a alta velocidad hasta que la mayor parte de la mezcla esté uniforme.
  7. Modifícalo según sea necesario. El batido podría estar muy espeso o líquido, en cuyo caso podrás modificarlo. Si notas que no puedes verterlo, deberás añadir más líquido. Podrás volverlo más espeso con una mayor cantidad de fruta congelada o incluso más vegetales. Vuelve a licuar hasta alcanzar la textura adecuada.
    • Aquí podrás agregar un poco de edulcorante, si no está lo suficientemente dulce.

Probar combinaciones diferentes

  1. Prepara un batido tropical. Elige un vegetal de tu preferencia y agrega algunos sabores tropicales. Podrías usar bananas, clementinas y agua de coco; o mango, piña y leche de coco. La combinación tropical será un inicio refrescante para todo día.
  2. Refresca las coles berza con lima y mango. Las personas suelen pasar por alto a la col berza, pero esta tiene la misma cantidad de nutrientes que la col rizada o la espinaca. Además, a veces esta cuesta menos dinero, ya que no es tan popular. Mezcla las coles berza con mango, uvas verdes dulces y unas cucharadas (de 25 a 50 g) de lima. Licúa en un poco de agua o leche de almendra o de coco para darle una consistencia lo suficientemente líquida como para poder beberla.
  3. Mezcla el jengibre con peras. Otra combinación deliciosa es una pera madura con un pedazo pequeño de jengibre fresco. El jengibre le dará un sabor fresco y un poco picante. Agrega col rizada y un poco de banana para darle un sabor más dulce. Para el líquido, podrás usar kombucha cítrica o incluso un té de jengibre.
  4. Centra el batido en las toronjas. La toronja tiene un sabor marcado que te despertará por la mañana, y también muchos nutrientes. Mézclala con una manzana de una variedad dulce y un poco de banana, si quieres un batido más dulce. Usa agua o una alternativa a la leche para diluirlo.
  5. Enfócate en las bayas. Otra opción será centrarte en las bayas. Usa arándanos, cerezas (quítales las pepas), fresas o moras; y otra fruta como las manzanas o las bananas para darle un sabor dulce. Pruébalas con espinaca, agua común o de coco. También podrás agregar un puñado pequeño de nueces o semillas, para así obtener proteínas.

Ingredientes

Porciones: 1
  • 1 taza (150 g) de vegetales de hoja, como la col rizada o la espinaca
  • 1 taza (240 ml) de líquido
  • 1 taza y media (230 g) de fruta (bananas, aguacate, fresas, etc.)
  • 1 o 2 cucharadas (de 15 a 30 g) de aderezos con nutrientes (mantequillas de maní, semillas de linaza molidas, avena, etc.)
  • edulcorante al gusto (miel, jarabe de agave u otras opciones)

Consejos

  • Si no te gusta el color verde, podrás ocultarlo con bayas de color oscuro, como los arándanos y las cerezas.

Cosas que necesitarás

  • licuadora
  • cuchillo y tabla de picar
  • tazas y cucharas medidoras
  • utensilios para agregar los ingredientes
  • taza para beber el batido
Теги:
ТОП