Cómo cocer un huevo

Опубликовал Admin
Los huevos cocidos son un bocadillo delicioso, nutritivo y fácil de hacer. No importa si los prefieres duros y firmes o pasados por agua con la yema caliente y líquida, basta con seguir algunos pasos sencillos para disfrutar de este bocadillo salado en poco tiempo.

Huevos duros

  1. Coloca hasta 6 huevos en una cacerola grande. Sácalos directo del refrigerador y ponlos en la cacerola. Esta debe ser grande y lo bastante profunda para contener todos los huevos en una sola capa (no apilados uno sobre otro), dejando cierto espacio para permitirles moverse.
    • Utiliza huevos guardados en el refrigerador por 1 o 2 semanas. Los huevos refrigerados mínimo por 1 semana poseen menos humedad y un mayor pH, lo que facilita el pelado de sus cáscaras al momento de comerlos.
    • Puedes cocer más de 6 huevos a la vez si la cacerola es lo bastante grande, pero deberás utilizar más agua y esperar algo más de tiempo para que estén listos.
  2. Cúbrelos con 2,5 cm (1 pulgada) de agua. Coloca la cacerola en el fregadero y llénala con agua a temperatura ambiente hasta cubrir los huevos con 2,5 cm (1 pulgada) de agua.
    • Mientras más huevos cocines, más agua necesitarás. Si utilizas más de 6 huevos, cúbrelos con 5 cm (2 pulgadas) de agua para asegurarte de que hiervan bien.
  3. Añade vinagre o sal para impedir que los huevos se rompan. Añade 1 cucharadita de vinagre o 1/2 cucharadita de sal para que los huevos no se rompan en la cacerola. La sal también te permite pelarlos con facilidad al momento de comerlos.
  4. Pon a hervir el agua. Coloca la cacerola en la estufa y caliéntala a fuego alto hasta que el agua alcance un hervor intenso. Puedes dejar la cacerola destapada durante la cocción.
    • Si ves que un huevo se rompe mientras hierve, sigue cocinándolo. Parte de la clara puede salirse un poco a través de la cáscara, pero podrás comer el huevo sin problemas siempre y cuando lo cocines por completo.
  5. Apaga el fuego y deja reposar los huevos por 6 a 16 minutos. Cuando el agua haya hervido, apaga el fuego, tapa la cacerola y déjala reposar en la hornilla por 6 a 16 minutos, según lo duros que prefieras tus huevos.
    • Si deseas que las yemas queden algo traslúcidas y líquidas en el centro, deja los huevos en el agua por 6 minutos.
    • Para obtener huevos duros clásicos con las yemas firmes, déjalos reposar por 10 a 12 minutos.
    • Si quieres obtener yemas duras y un poco desmenuzables, deja los huevos en el agua por 16 minutos.
  6. Cuela el agua y pasa los huevos por un chorro de agua fría del grifo. Vierte el agua de la cacerola y coloca los huevos bajo un chorro de agua fría del grifo por 1 minuto para interrumpir la cocción. Tócalos con suavidad para saber si han enfriado lo suficiente para manipularlos.
    • Para verificar la cocción de los huevos, saca uno con una espumadera, pásalo por un chorro de agua fría y córtalo con un cuchillo. Si no te agrada la textura de la yema, deja reposar los demás huevos 1 o 2 minutos adicionales.
    • Si temes que los huevos se caigan al momento de colar el agua, inclina la cacerola sobre el fregadero sosteniendo la tapa sobre la abertura, de modo que el agua salga por una rendija.
    • Otra manera de enfriar los huevos es dejarlos reposar en un bol de agua helada por 1 o 2 minutos.
  7. Guarda los huevos duros con sus cáscaras en el refrigerador hasta por 1 semana. Si quieres guardar tus huevos cocidos, retíralos del agua apenas se enfríen. Vuelve a colocarlos en su cartón original para impedir que absorban los olores de otros alimentos y cómelos en 1 semana.
    • Solo guarda los huevos duros que aún están en sus cáscaras. Una vez pelados, debes comerlos ese mismo día.
    • Si sientes que el huevo duro está viscoso después de pelarlo, tíralo. Esto indica que ha empezado a desarrollar bacterias y que ya no es apto para su consumo.
  8. Golpea con suavidad el huevo contra la encimera y pela la cáscara bajo un chorro de agua fría del grifo. Una vez que estés listo para comerlo, golpea suavemente el huevo en la encimera para romper la cáscara, luego hazlo rodar de arriba a abajo con la palma de la mano hasta que el todo el huevo esté cubierto de grietas. A continuación, sostén el huevo bajo un chorro de agua a temperatura ambiente y pela la cáscara.
    • Si aún tienes dificultad para pelar el huevo, rompe la cáscara y remójala en una olla con agua por 10 a 15 minutos. El agua actuará debajo de la cáscara y facilitará el pelado.
  9. Come el huevo duro solo, como un aperitivo o en una ensalada. Si le añades una pizca de sal y pimienta, tendrás un bocadillo rápido y saludable. También puedes cortarlo por la mitad para preparar huevos endiablados o cortarlo en rodajas para hacer una ensalada más sabrosa.

Huevos pasados por agua

  1. Vierte agua en una cacerola grande y llévala a hervir, luego déjala a fuego lento. Llena la cacerola con agua suficiente para cubrir los huevos hasta 2,5 cm (1 pulgada). Ponla en la estufa a fuego alto. Cuando el agua haya hervido, baja el fuego a lento.
    • Elige una cacerola del tamaño suficiente para contener los huevos en una sola capa. Para realizar una buena medición, coloca los huevos en la cacerola y llénala de agua, luego retíralos antes de empezar a hervir el agua.
  2. Añade hasta 4 huevos y déjalos reposar en el agua por 5 a 7 minutos. Con la ayuda de pinzas o una cuchara, coloca los huevos en el agua hirviendo a fuego lento. Programa un cronómetro para que suene a los 5 a 7 minutos, según lo líquida que prefieras la yema. Si cocinas 3 o 4 huevos, añádele al tiempo unos 15 a 30 segundos.
    • Si deseas una yema líquida, deja hervir los huevos por 5 minutos.
    • Para una yema un poco más firme, hiérvelos unos 6 o 7 minutos.
    • Si deseas más de 4 huevos pasados, hiérvelos por tandas.
  3. Retira los huevos de la cacerola y ponlos bajo un chorro de agua fría del grifo por 1 minuto. Saca los huevos uno por uno con una espumadera. Pásalos por un chorro de agua fría del grifo por 30 segundos a 1 minuto para interrumpir la cocción y que se enfríen lo suficiente para manipularlos.
  4. Coloca el huevo en una taza o un bol pequeño y golpea suavemente la parte superior para retirarlo. Pon el huevo parado en una huevera o un bol pequeño lleno con un grano crudo (como el arroz) para mantenerlo en posición vertical. Golpea con suavidad la parte superior puntiaguda del huevo con un cuchillo para mantequilla para soltarlo y luego retíralo con los dedos.
    • Dado que no puedes guardar los huevos pasados por agua, cómelos de inmediato, mientras aún estén calientes y pegajosos.
  5. Come el huevo directo de la cáscara o con una tostada. Para comerlo, llévalo directo de la cáscara a tu boca con una cuchara. También puedes cortar una tostada en tiras finas y mojarlas en la yema.
    • Si el huevo está más firme, rómpelo cuidadosamente, pela la cáscara y disfrútalo sobre una tostada como un desayuno caliente y salado.

Consejos

  • Si vas a cocinar los huevos duros a una gran altitud, déjalos reposar en el agua caliente por más tiempo. Otra alternativa es reducir el fuego y dejarlos a fuego lento por 10 a 12 minutos.
  • Si utilizas huevos frescos, cocínalos al vapor para que te sea más fácil pelarlos. Vierte 1,2 cm (1/2 pulgada) de agua en una olla y ponla a hervir. Coloca los huevos en la cesta vaporera y déjalos cocerse al vapor por 15 minutos, luego pélalos y cómelos.

Advertencias

  • Nunca cocines en el microondas un huevo con su cáscara. El vapor se acumulará al interior de la cáscara y el huevo terminará explotando.
  • No perfores la cáscara antes de cocer el huevo. Si bien algunas recetas recomiendan hacerlo, utilizar un perforador de huevos no esterilizado puede introducir bacterias. También produce grietas diminutas en la cáscara, lo que permite la entrada de bacterias al final de la cocción.

Cosas que necesitarás

Huevos duros

  • una cacerola grande
  • huevos (todos los que quepan en la cacerola)
  • agua
  • 1 cucharadita de vinagre o 1/2 cucharadita de sal (opcional)
  • una espumadera

Huevos pasados por agua

  • una cacerola grande
  • huevos (máximo 4 por tanda)
  • agua
  • un cronómetro
  • una huevera o un bol pequeño lleno con arroz o granos crudos
  • un cuchillo para mantequilla
Теги:
ТОП